viernes 20/5/22

El mítico tiovivo ubicado en la plaza Pombo de Santander ha dicho adiós después de tantos años alegrando la vida a niños y mayores.

Los caballitos de Santander, algo icónico que hacía bonita la plaza y su entorno ya no podrá verse en funcionamiento. Sus dueños se han jubilado pero han cumplido todos sus sueños: hacer feliz a la gente.

Comentarios