martes 30/11/21

Santander ha iniciado esta semana el trabajo de cálculo de la huella de carbono en los alojamientos turísticos de la ciudad, una iniciativa que forma parte del convenio de colaboración que mantienen el Ayuntamiento y la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria (AEHC) para promover la sostenibilidad del sector y otros aspectos vinculados a la digitalización y profesionalización de las empresas.

Así lo ha anunciado la concejala de Turismo, Miriam Díaz, que ha comprobado el inicio de las mediciones en el Gran Hotel Sardinero, acompañada de sus responsables; Bárbara Gutiérrez, gerente de la AEHC; Carlos Sáinz, de Bahía de Santander Ecoturismo (la empresa auditora) y responsables de hoteles, ha indicado el Consistorio en nota de prensa.

"Debemos avanzar juntos en objetivos de interés conjunto para las empresas y para la ciudad como es la descarbonización del destino turístico Santander. La sostenibilidad es un reto que tenemos muy en cuenta dentro de la planificación turística de Santander", ha remarcado la edil, que ha recordado que el Plan de Actuación Turística tiene en la sostenibilidad uno de sus ejes para reducir el impacto ambiental de la actividad turística.

La intención del Ayuntamiento, junto a la Asociación de Hostelería, es reducir el impacto ambiental que genera el sector, ayudando a los alojamientos a mejorar sus servicios.

Para ello, Díaz ha explicado que las mediciones han comenzado en los diez alojamientos que primero mostraron interés en la iniciativa (Hotel Bahía, Alojamientos Cantiber, Gran Hotel Sardinero, Hotel Hoyuela, Palacio del Mar, Hotel Real, Las Carolinas Garden, Hostal La Torre, Pensión Plaza y Pensión Botín) y el plazo continúa abierto para todos aquellos que deseen sumarse al proyecto.

El Consistorio sufraga los gastos de estas mediciones, que oscilan entre 300 y 700 euros en función del número de habitaciones, por lo que no suponen coste alguno para estas empresas.

Tras la toma de datos, se propondrán distintas acciones a los alojamientos a través de un informe individualizado para que puedan compensar sus emisiones y obtener el certificado oficial que emite Naciones Unidas 'Alojamiento neutro en carbono'.

Igualmente, el Ayuntamiento promocionará a través de la web de turismo a aquellas empresas que completen las distintas fases de la medición y la compensación de las mismas o lleven a cabo planes o prácticas sostenibles.

De forma previa al inicio de la toma de datos, el pasado mes de septiembre se organizó una formación online donde las empresas recibieron información concreta sobre la iniciativa para conocer en detalle en qué consiste el cálculo de la huella de carbono y los beneficios ambientales y empresariales asociados a su aplicación.

BENEFICIOS DE LA MEDICIÓN DE LA HUELLA DE CARBONO

Díaz ha asegurado que son "muchos" los beneficios de estas mediciones para las empresas turísticas, al facilitar la adaptación a la normativa actual vigente y de los próximos años tanto europea como nacional y alineándose con la Ley de Cambio Climático y Transición Energética y el Pacto Verde Europeo para la descarbonización de la economía.

Igualmente, permite identificar importantes ahorros de costes a los alojamientos, a través de la mejora de la eficiencia energética y de consumo de recursos, y aporta posicionamiento en buscadores que ya están creando filtros específicos de alojamientos sostenibles e imagen de marca, actuando como "elemento diferenciador" frente a la competencia, y sobre las decisiones de compra de los consumidores cada vez "más concienciados" con la protección ambiental.

La edil ha remarcado que el proyecto posibilitará la mejora de la sostenibilidad de estos negocios, reduciendo el impacto ambiental generado por su actividad, y contribuirá a la consecución de un destino turístico de Santander "más inteligente, sostenible y competitivo".

Comentarios