miércoles 25/5/22
SANTANDER

Aprobado el proyecto para tirar el edificio donde irá el albergue de peregrinos

Once estudios optan a la redacción del proyecto del nuevo albergue de peregrinos del Cabildo
Once estudios optan a la redacción del proyecto del nuevo albergue de peregrinos del Cabildo

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Santander aprobará este lunes, 21 de febrero, el proyecto de derribo del edificio de la calle Limón 7, en el Cabildo de Arriba, donde se ubicará el nuevo albergue de peregrinos.

Así lo ha avanzado, en un comunicado, el concejal de Fomento, César Díaz, quien ha destacado que este trámite permitirá avanzar para hacer realidad una dotación que, según ha destacado, "contribuirá a la regeneración del Cabildo y dará respuesta además a una demanda real, teniendo en cuenta que la ciudad recibe cada vez más turismo religioso como parte del Camino del Norte y sella habitualmente unas 2.500 cartillas del peregrino al año".

Díaz prevé que los trabajos puedan iniciarse en verano y ha avanzado que, tras la aprobación del proyecto, por importe de 71.314 euros y un plazo de ejecución de dos meses, el Consistorio licitará las obras.

El edificio sin uso de la calle Limón es propiedad del Obispado, fue construido antes de 1920 según el catastro y se convertirá en una edificación de más de 500 metros cuadrados de superficie construida, distribuidos en planta baja, 5 plantas de piso y bajo cubierta, que podría tener una capacidad de 48 plazas.

Como ha explicado, el nuevo albergue de peregrinos de Santander es una actuación que responde al convenio de colaboración suscrito entre el Ayuntamiento y el Obispado, según el cual el Consistorio se encargará de la construcción y el Obispado se hará cargo de la gestión durante 50 años.

El edificio sin uso de la calle Limón es propiedad del Obispado

El Ayuntamiento adjudicó la redacción del proyecto del nuevo albergue a la UTE formada por los estudios de arquitectura Fernández Abascal & Muruzabal, incluyendo la redacción del proyecto de derribo, proyecto básico y de ejecución, proyecto de actividad e instalaciones, estudio de seguridad y salud, y dirección facultativa de las obras, un proceso en el que tomó parte un comité de expertos del servicio municipal de Arquitectura, del servicio de Urbanismo, de Contratación, Turismo y del Colegio Oficial de Arquitectos de Cantabria.

Por último, ha puesto en valor que la construcción del albergue supondrá una nueva inversión generadora de actividad económica y empleo para la ciudad.

Comentarios