martes 18/5/21
SANTANDER

Santander analiza otras alternativas tras la decisión de Sanidad de no autorizar la Cabalgata de Reyes

Ayuntamiento de Santander
Ayuntamiento de Santander

El Ayuntamiento de Santander está analizando otras alternativas tras la decisión de la Consejería de Sanidad de no autorizar la propuesta de Cabalgata de Reyes -con tres carrozas en un recorrido de 50 kilómetros de la ciudad-, aunque aún está a la espera de recibir la denegación por escrito tal y como se ha solicitado, y que ha hecho pública de manera verbal la directora general de Salud Pública, Paloma Navas.

En nota de prensa, la concejala de Dinamización Social, Lorena Gutiérrez, ha asegurado que, "por supuesto", se acatará la decisión de las autoridades sanitarias, aunque ha lamentado que la opción en la que lleva tiempo trabajando el Consistorio y que se había considerado "segura y responsable", no haya podido salir adelante. Al respecto, ha incidido en que el Gobierno de España "en ningún momento ha prohibido las Cabalgatas, sino que ha recomendado que sean estáticas y, en el caso de Santander, siempre va a suponer congregar más número de personas que un recorrido de tres carrozas por la ciudad sin paradas que se iba a disfrutar en el núcleo familiar".

Así, ha explicado que desde la Concejalía se planteó esta propuesta considerando que, para una población de 173.000 habitantes como la de Santander, "es más oportuno no realizar un llamamiento a niños y familias hacia un punto concreto para ver a los Reyes Magos". Por ello, se estimó más pertinente que fuesen las carrozas las que recorriesen toda la ciudad, para evitar, de esta manera, que las familias tuviesen que desplazarse y esperar colas innecesarias, evitando también que algún niño saliese de casa con la ilusión de ver a los Reyes y, por saturación de aforo, se viese decepcionado, ha explicado.

Gutiérrez ha indicado también que, como hasta este momento, se han desarrollado con autorización en la ciudad varias manifestaciones de vehículos, se planteó realizar un recorrido en grandes carrozas, cuyo diseño estaba planteado para verse desde la altura en vez de a pie de calle. Además, se dispondría de una aplicación móvil para conocer la ubicación exacta en tiempo real, junto a una campaña de información y responsabilidad para los padres y abuelos.

La concejala recuerda que el Ayuntamiento lleva varios meses trabajando en una fórmula que "concilie la seguridad y la salud con los deseos de los más pequeños" y por ello se acordó ampliar el recorrido a 50 kilómetros -en vez de los 4 de otros años- con tres únicas carrozas luminosas para que los niños y sus familias pudiesen ver a los Reyes desde sus balcones, impidiendo las aglomeraciones en las aceras. "Hemos tratado de garantizar la seguridad en todo momento, y de hecho las carrozas reales no iban a realizar paradas e iban a estar acompañadas en todo momento por más de 20 efectivos de Policía Local, Bomberos y Protección Civil", ha señalado.

De igual forma, ha insistido en que la propuesta del Ayuntamiento se basaba en que los menores permaneciesen con sus núcleos familiares y viesen desde sus ventanas a los Reyes Magos, que iban a desfilar en unas grandes carrozas con mucha luz y color "para tratar de recompensar con el momento más mágico del año a los grandes héroes de esta pandemia, que han sido los más pequeños". "Queríamos mantener la ilusión de los niños y darles un poco de esperanza tras un año tan difícil y complicado para ellos y por eso optamos por lo que considerábamos la opción más segura para una ciudad con la población de Santander", ha remarcado, recordando que, desde que se presentó la Cabalgata, el Ayuntamiento ha mantenido que su realización dependía exclusivamente de la autorización de Sanidad. "Finalmente no ha podido ser, así que ya estamos estudiando otras iniciativas, porque lo que pretendemos es dar a los mayores y a los pequeños la máxima alegría esta Navidad, con el estricto cumplimiento de la normativa sanitaria", ha concluido.

Comentarios