miércoles 18/5/22

La anterior concesionaria del servicio de basuras de Santander, la UTE Ascan-Geaser, ha asegurado que no pretende "amedrentar a los funcionarios ni intoxicar a nadie", sino defender sus intereses porque "está en su derecho de hacerlo".

Así lo ha señalado este jueves en nota de prensa, después que la alcaldesa de Santander, Gema Igual, defendiera el "buen hacer" de los funcionarios municipales y condenara el "intento de presión" que ha querido hacer la UTE Ascan-Geaser con la querella interpuesta contra el Ayuntamiento tras la resolución del contrato, que el Juzgado finalmente ha archivado al considerar que "no resulta debidamente justificada la perpetración del delito".

"Ni queremos amedrentar a los funcionarios, ni entorpecer las labores del Ayuntamiento ni intoxicar a nadie, como dice la alcaldesa, sino revisar presuntas actuaciones irregulares que observamos en el procedimiento y que debe analizar un juez para saber si son constitutivas de delito", ha indicado la dirección de Ascan Servicios Urbanos (ASU). A su juicio, estas "graves" acusaciones de Igual "dañan la imagen reputacional de la empresa cántabra". Un grupo empresarial, ha subrayado, con 50 años de historia y que "ocupa el sexto puesto en el ranking de las empresas españolas de servicios urbanos".

Asimismo, Ascan ha apuntado que el sobreseimiento de la querella es "provisional". "No es una sentencia firme y puede abrirse en cualquier momento, además el auto reconoce que algunas actuaciones de los tres empleados municipales no se han realizado correctamente aunque no sean constitutivas de delito", ha destacado.

Comentarios