domingo. 03.07.2022

Un nuevo equipo de la Policía Nacional se incorporará a los efectivos ya existentes para reforzar la seguridad en el Puerto de Santander y evitar así las intrusiones en la zona portuaria.

En declaraciones a los medios de comunicación, el delegado del Gobierno, Pablo Zuloaga en Cantabria, ha explicado que el lunes, 22 de octubre, se presentará este nuevo equipo.

Zuloaga ha recordado que este equipo se sumará a los que ya están trabajando en la seguridad del Puerto.

Esta misma semana, el delegado del Gobierno ha instado a la Autoridad Portuaria de Santander (APS) a instalar "cuanto antes" los nuevos cierre perimetrales, más altos que la valla actual, al ser una "buena medida" para evitar futuros saltos por parte de inmigrantes ilegales que tratan de colarse como polizones en los barcos.

Así se ha expresado el también secretario general del PSOE regional en un comunicado difundido este miércoles, un día después de que el presidente del Puerto, Jaime González, anunciara que se elevará la verja actual para tratar de frenar la entrada de extranjeros irregulares, y que también reclamara medidas "más contundentes" para "cortar" este fenómeno.

En el escrito remitido, Zuloaga ha destacado el descenso "considerable" de devoluciones de polizones albaneses que llegan al Reino Unido desde la capital cántabra, y ha detallado al respecto que, en lo que va de año, se han registrado 44 en total, 36 de ellas entre enero y mayo y "tan sólo" 4 en el último trimestre, lo que supone un 80% menos, según los últimos datos sobre supervisión fronteriza en el Puerto santanderino desarrollada por la Guardia Civil y Policía Nacional.

Zuloaga ha destacado el descenso "considerable" de devoluciones de polizones albaneses

Así, ha asegurado que la Delegación del Gobierno tiene una "especial sensibilidad" con este problema, por el que su titular ya se ha reunido con los sindicatos portuarios de Cantabria y País Vasco para atender sus quejas.

INTRUSIONES

En lo que va de año se han gestionado un total de 546 intentos de intrusión por la Policía Nacional, unos 700 según la Guardia Civil, pero si se contrastan estas cifras con las 44 devoluciones, estas últimas suponen sólo el 6,28% del total.

Zuloaga ha señalado que el número de intrusiones es mayor al de intrusos porque estos, "al no llegar a conseguir su objetivo, se quedan esperando en las inmediaciones y vuelven a intentarlo más tarde, incluso varias veces el mismo día".

En cualquier caso, achaca este "notable" descenso de devoluciones al "gran trabajo" que realizan en el Puerto de Santander los efectivos de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, cuerpo esté último que suma desde mayo a la Brigada de Respuesta a la Inmigración Clandestina (BRIC).

Esta unidad policial ha localizado desde entonces y hasta octubre a 107 intrusos dentro de la zona restringida del Puerto durante la apertura de la frontera, en camiones o en el recinto. Además, desde julio se ha observado una "disminución de localizaciones" tras una operación contra una de las redes que manejaban albaneses.

Después de dicha intervención policial, se han detectado pequeños grupos que "no superan las 15 personas" y que se establecen en las casetas y edificios abandonados de Montaña, hecho que la Policía Nacional ya ha comunicado al Ayuntamiento de Santander para actuar sobre esas zonas en las que pernoctan los polizones.

El delegado del Gobierno también ha señalado que el trabajo conjunto de Guardia Civil y BRIC queda reflejado en los datos de intrusos albaneses detenidos, un total de 141 en lo que va de año. "Gracias a este trabajo coordinado entre Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y Policía Portuaria, se consigue evitar que estos individuos consigan su objetivo de pasar al Reino Unido", ha enfatizado.

Comentarios