viernes. 09.12.2022

El grupo regionalista en el Ayuntamiento de Santander ha propuesto al equipo de gobierno (PP-Cs) la instalación de una serie de medidas reductoras y/o disuasorias de velocidad en el entono del CEIP Nueva Montaña, ante las "numerosas" quejas vecinales por la "excesiva velocidad" de los vehículos en la Avenida Nueva Montaña, en su intersección con la calle Tomás y Valiente.

Una situación que, según el PRC, está generando "verdaderos problemas de inseguridad", haciendo "especialmente peligroso" el tramo que pasa delante del colegio ante la afluencia de niños.

Por ello los regionalistas abogan por la adecuación de un entorno escolar seguro a través de mecanismos que "calmen" el tráfico, ya sea a través de señalización vertical y horizontal e inclusive con pictogramas en el suelo, en los que limite la velocidad para darle preferencia peatonal a los escolares y sus familias. Así se lo solicitaron al portavoz del PRC en Santander, José María Fuentes-Pila, integrantes de la AAVV Virgen del Carmen con quienes mantuvo un encuentro junto al concejal, Jesús Goñi, ha informado el PRC en nota de prensa.

Comentarios