viernes 3/12/21

Los despidos en la plantilla del servicio de la Ordenanza Reguladora de Aparcamiento (OLA) de Santander han enfrentado este jueves al equipo de Gobierno (PP) y la mayor parte de la oposición (PSOE, PRC, IU y el concejal no adscrito Antonio Mantecón) en el penúltimo pleno de la legislatura. En esta sesión plenaria de la Corporación, que se reunirá por última vez en abril aunque el próximo lunes, 1 de abril, habrá una sesión extraordinaria para cumplir con el trámite del sorteo de las mesas para las elecciones generales, el debate se ha centrado en la reducción de plantilla en este servicio.

Una reducción que PSOE, PRC, IU y Mantecón han denunciado que ha afectado a 12 personas, que han sido despedidas o prejubiladas, y cuyas bajas no se han cubierto en su totalidad ya que la empresa adjudicataria, DORNIER, solo ha contratado a otros tres trabajadores. Además, han indicado que varios de los despidos han sido declarados improcedentes por el juzgado de lo social y que "incluso la propia empresa ha reconocido en el ORECLA que no podía justificarlos". Pero, según el concejal de Personal y Protección Ciudadana, Pedro Nalda, la reducción de la plantilla no ha sido tal ya que, aunque ha reconocido que ha habido ocho salidas acordadas entre trabajadores y empresa y cuatro despidos por diferentes motivos (concatenación de bajas, duplicidad de puestos o fin de contrato), DORNIER ha contratado después a otras 11 personas, por lo que la diferencia es de un solo trabajador. Además, ha asegurado que, entre las diferentes peticiones de información cursadas por el Ayuntamiento a la empresa adjudicataria, con la que se ha mantenido un contacto "exhaustivo y mantenido en el tiempo", el pasado 15 de marzo se le remitió una instrucción para exigir el cumplimiento de los pliegos y ahora se está analizado la contestación de DORNIER para después proponer "las medidas oportunas".

Tanto Saro como Mantecón ha apelado a "recuperar la gestión directa" del servicio por parte del Ayuntamiento

Este debate se ha producido en el marco de la única moción que se ha presentado en el pleno ordinario de marzo, y en la PSOE, PRC, IU y Mantecón reclamaban el compromiso del Ayuntamiento con la calidad del servicio de la OLA y con las condiciones laborales y económicas de la plantilla, así como que se constituyese una comisión de seguimiento para conocer la situación de la prestación del servicio y las condiciones en las que se ha producido la reducción de trabajadores. La iniciativa no ha salido adelante al votar en contra los 13 concejales del PP y el edil no adscrito David González, mientras que la concejala no adscrita Cora Vielva se ha abstenido. La moción solo ha contado con el apoyo de sus promotores, ya que la portavoz y única concejala de Ganemos Santander Sí Puede, Tatiana Yáñez, no ha asistido.

Durante el debate, Nalda ha tachado la moción de "demagógica y partidista" y ha dicho que solo "perjudica a los trabajadores", cuyos representantes, ha asegurado, han criticado públicamente la iniciativa y han acusado a PSOE, PRC, IU y Mantecón de hacer "un uso partidista" del asunto, algo que para el portavoz socialista, Pedro Casares, evidencia la "estrategia del miedo" que utilizan cuando "la realidad es que la moción busca la defensa de los trabajadores". Para el socialista, este asunto de la plantilla de la OLA muestra que los 'populares' "están incapacitados para gestionar" los servicios municipales que no sólo "privatizan" sino que además "luego no controlan correctamente" para que se cumplan con calidad y se garanticen los puestos de trabajo.

De esta forma, se ha referido a lo que sucede en otros servicios como la limpieza viaria y la recogida de basuras o en el de parques y jardines, algo que también ha hecho el portavoz del PRC, José María Fuentes-Pila, para quien lo de la OLA ya evidencia que "no han sido capaces de gestionar con rigor y eficacia ningún servicio" y ha pedido a los 'populares' que, en los dos meses que quedan para las elecciones, no hagan "ningún disparate ni despropósito más".

Por su parte, el concejal de IU, Miguel Saro, ha criticado que se haya permitido la reducción de "casi un 20% de la plantilla (12 de 60 trabajadores) con esos despidos y bajas acordadas" pero ha señalado que ese "no es el único incumplimiento" de la empresa adjudicataria. Así, ha indicado que hay "problemas con las máquinas expendedoras, con la tarjetas de pago o irregularidades en las tarifas", entre otros. Y tanto Saro como Mantecón ha apelado a "recuperar la gestión directa" del servicio por parte del Ayuntamiento, ya que sus formaciones apuestan por la "remunicipalización" de los servicios, y, para ello, el edil no adscrito ha considerado que "es una necesidad imperiosa sacarles -a los 'populares'- de este Ayuntamiento".

III PLAN DE JUENTUD

Por otro lado, en el Pleno, se ha aprobado el tercer Plan Integral de Juventud, que ha salido adelante con los votos del PP y David González, el voto en contra de PRC, IU y Mantecón y las abstenciones del PSOE y Cora Vielva. El concejal del área, Daniel Portilla, ha destacado "no hay en España un plan que en su elaboración haya contado con más participación que éste" y que, ha indicado, tendrá vigencia hasta 2023 y contempla 92 acciones en torno a 20 áreas de interés.

De la oposición, el PRC ha sido el que más ha criticado este plan y la concejala Amparo Coterillo ha señalado que "el 90% de las medidas que recoge el documento ya las realiza el Ayuntamiento", que carece de cronograma, presupuesto y método de evaluación y ha instado a dotarle de todo ello para que "no se quede en papel mojado". "Es un plan generalista y poco creíble", ha añadido la edil regionalista. Por su parte, el portavoz socialista ha criticado que el PP anunciase la elaboración de este plan en la campaña electoral de 2015 y que le haga ahora, a dos meses de los próximos comicios, "para intentar salvar la cara tras cuatro años en blanco" en políticas de juventud, por lo que, a su juicio, se trata de "mala propaganda".

Frente a estas críticas, Portilla ha replicado a Coterillo que el plan está basado en el Libro Blanco de la Juventud de la Unión Europea y ha considerado que los regionalistas se han debido "mirar el plan a cachucos", palabra con la que ha aludido al portavoz del PRC quien la utiliza a menudo en sus críticas al equipo de Gobierno. Mientras que a Casares le ha dicho que la "única propaganda" es la que él "hace en este pleno", en el que "lleva haciendo mítines casi desde que se sentó ahí" y también le ha espetado que el equipo de Gobierno ha intentado contactar en el marco de la elaboración del plan con Juventudes Socialistas "hasta en cinco ocasiones sin obtener respuesta".

En el Pleno, también se han aprobado tres trámites urbanísticos, entre ellos el estudio de detalle para la implantación de un nuevo supermercado en la calle La Pereda, en Cueto. Éstos han salido adelante con el voto a favor del PP y David González y la abstención del resto de la Corporación.

Comentarios