miércoles. 30.11.2022

La Policía de Santander ha denunciado a ocho hosteleros de la ciudad, a varios por incumplir las condiciones de su licencia, abrir en horario no permitido o colocar las terrazas sin autorización, así como por causar, seis de ellos, molestias a los vecinos por música alta o por la concentración de personas a la salida de los locales. También ha denunciado a los responsables de dos viviendas, igualmente por música alta y voces en tono elevado.

Las intervenciones tuvieron lugar el pasado fin de semana en dos establecimientos de la calle Río de la Pila, dos en la calle Ataúlfo Argenta, uno en Tetuán, otro en Moctezuma y un último en Bajada del Caleruco.

Además, una persona que se encontraban en la vía pública fue denunciada por molestias al vecindario con gritos en tono elevado, otra por molestias al tocar el claxon de su vehículo a la vez que se bajaba y llamaba a los timbres de varios portales y otra por causar molestias de música en tono elevado procedente de un altavoz portátil.

Por otro lado, durante el pasado fin de semana, miembros de la Policía Local establecieron controles formulándose 11 denuncias por consumo de alcohol en la vía pública.

También se establecieron varios dispositivos policiales el fin de semana dirigidos a la prevención de los accidentes de circulación, que tienen su origen en la conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas o sustancias psicotrópicas o estupefacientes. Así, se realizaron 38 pruebas, resultando 7 de ellas positivas en alcohol (todas administrativas) y otras 3 en sustancias estupefacientes (1 en cannabis y 2 en cocaína y cannabis).

Y continuando con el programa de acciones específicas, durante la pasada semana, la Policía Local estableció varios dispositivos estáticos y dinámicos dirigidos a aumentar la seguridad del tráfico formulándose 4 denuncias por carecer de seguro, 43 por tener la ITV caducada, 4 por carecer de documentación, 5 por conducir utilizando el móvil y 4 por circular sin el cinturón de seguridad.
 

Comentarios