martes 30/11/21

El nombre de Santander ha estado ligado en los últimos años al calificativo de 'ciudad sucia’, especialmente en aquellas zonas que no son turísticas, con innumerables quejas de los vecinos. Contenedores sin recoger, vertederos ilegales, acumulación de basura en la calle... una realidad a la que ha estado condenada la ciudad y que no la ha dejado en años. 

Tras ratificarse la resolución del contrato de basuras por incumplimientos graves de Ascan Geaser, el relevo entre la anterior adjudicataria, la UTE Ascan-Geaser -que estuvo 28 años al frente de la gestión- y Cespa, ha resultado ser un “descontrol”, como afirman desde la oposición. El Consistorio adjudicó a la empresa Cespa, por 16 millones de euros anuales, la prestación por emergencia del servicio de limpieza viaria y recogida de basuras, tras la resolución del contrato con la UTE Cuida Santander.

Un traspaso que ha marcado una semana de despropósitos entre el Ayuntamiento y Ascan. Estos comenzaron un día antes de ceder el testigo a Cespa, cuando la empresa retiró contenedores de zonas periféricas de la ciudad sin reponerlos por otros debido a que estos eran de su propiedad y no formaban parte de la flota que exige el contrato de basuras, "sino que se sumaban a ella para mejorar el servicio ciudadano". Un hecho que el Ayuntamiento desconocía y que ha dejado a la ciudad sin alrededor de 300 contenedores, que han empezado a reponerse este sábado. Horas más tarde de su retirada, la nueva concesionaria del servicio de limpieza urbana y recogida de basuras de Santander, Cespa, asumió el servicio, en concreto desde las 00:00 horas de este jueves, 11 de noviembre.

Pero, otra incertidumbre  generada por la gestión del conflicto de las basuras salpica ahora a los trabajadores. Y es que, el Ayuntamiento aún desconoce si se puede subrogar a todo el personal del servicio de basuras, las 315 personas que ha facilitado Ascan-Geaser "en una lista" y, por ello, si serán necesarias nuevas contrataciones para la prestación por parte de la nueva adjudicataria, Cespa. Igual ha revelado que "no hemos sido capaces hasta ahora de conocer cuántos trabajadores había adscritos al servicio". Ha explicado que Ascan ha facilitado un listado de 315 personas con diferentes grados de jornada -"100%, 75%, 40% y 25%"- pero aún no se sabe cuántas de ellas son subrogables, si todas trabajan para el servicio de Santander, y a cuántos puestos de trabajo equivalen. 

Mientras tanto la situación sigue generando malestar entre los vecinos, que continúan denunciando el estado de las calles con imágenes de abandono en algunas zonas de la ciudad. Este mismo sábado algunas áreas de la ciudad mostraban todavía este aspecto de suciedad alrededor de los contenedores.

Contenedores en la calle Magallanes de SantanderContenedores en la calle Magallanes de Santander

Comentarios