viernes 14/5/21
SANTANDER

El nuevo edificio administrativo municipal estará acabado en noviembre y operativo en primavera

Edificio municipal de la calle La Paz en Santander
Edificio municipal de la calle La Paz en Santander

El nuevo edificio administrativo que el Ayuntamiento de Santander está construyendo en la calle La Paz estará acabado a mediados de noviembre y operativo en la próxima primavera, tras el retraso derivado a la crisis sanitaria.

Así lo ha anunciado Gema Igual, la alcaldesa, quien ha visitado hoy, acompañada por el concejal de Fomento y Vivienda, César Díaz, estas obras que han supuesto una inversión municipal de cerca de tres millones de euros.

Con esta actuación el Ayuntamiento también pretende "revitalizar la ciudad" puesto que los funcionarios y empleados públicos que trabajan en el centro de la ciudad --unos 70 solo en este nuevo edificio-- la "revitalizan", además de que se mejoran sus condiciones de trabajo y los servicios públicos que se ofrecen a los ciudadanos.

Por otra parte, la alcaldesa ha recordado que la mejora de la calle Francisco de Quevedo y el "trocito" de la calle la Paz que no se ha modificado por las obras del edificio están en licitación --hasta el 21 de septiembre, por un importe de 333.000 euros-- y también estarán listos en primavera.

Además, Igual ha destacado que "seguimos invirtiendo en nuestra ciudad", y ha indicado que, en este caso, mejora el entorno, las condiciones de trabajo y el servicio público, a la vez que la construcción del edificio ha puesto "tener trabajando a muchas personas y empresas".

CARACTERÍSTICAS DEL NUEVO EDIFICIO

Este nuevo edificio que se está ejecutando a través de la Sociedad de Vivienda de Santander (SVS) permitirá seguir manteniendo en el centro servicios municipales a los que acuden numerosos ciudadanos, ahorrar en alquileres, mejorar el aprovechamiento de los espacios y optimizar la organización de los servicios.

El edificio, construido por Ferrovial, tendrá una superficie útil de casi 1.500 metros cuadrados repartidos en dos plantas de sótano, planta baja y seis alturas, con acceso a través de un porche cubierto.

El acceso al edificio se realizará a través de un porche cubierto en la esquina suroeste, entre las calles La Paz e Isabel II, y habrá otro acceso secundario por la calle Francisco de Quevedo. Por otro lado, el sótano se destinará a zona de almacén, archivo y zona de instalaciones y en el sótano superior estará Transportes Urbanos, mientras que la planta baja albergará zona de acceso y control, vestíbulo e información y las seis plantas de piso con las que contará el edificio en altura tendrán un uso administrativo y de atención al público.

Así, en la primera planta estarán protocolo, consumidores y transparencia; en la segunda estadística-padrón; en la tercera y cuarta, urbanismo; en la quinta servicios médicos y salud; y en la sexta, cultura.

Una de las peculiaridades de esta construcción es que dejará a la vista (en la planta semisótano) los restos arqueológicos de la muralla medieval hallados durante las prospecciones arqueológicas realizadas en el terreno. Otra característica es que tendrá un consumo energético prácticamente nulo.

Comentarios