viernes 28/1/22

El nuevo contrato de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Santander saldrá a licitación por 12,7 millones de euros anuales, cuatro más que el actual, y tendrá como ejes la actualización y especialización, al entender los parques y jardines como una red de espacios multifuncionales y tratar de manera particularizada las diferentes zonas verdes, además de incluir nuevos servicios que antes prestaban otros departamentos.

La Junta de Gobierno local aprobará los pliegos del contrato, que se publicará en el Boletín Europeo, con lo que a mediados de 2022 Santander podría disponer de este nuevo servicio de Parques y Jardines "más especializado", que atenderá al "giro" que se ha producido en la última década en las ciudades "hacia lo verde y el mantenimiento del medio ambiente", y centrado en el "fortalecimiento, cuidado y mantenimiento" de estos espacios.

El contrato, que tiene una vigencia de cuatro años prorrogables por uno más, se basa en unos pliegos "mejorados" respecto a los anteriores, es más especializado al dividir las zonas verdes en doce especificidades y supone la creación de 45 nuevos puestos de trabajo, de los que el 20% serán técnicos especialistas.

Así lo ha anunciado en rueda de prensa la alcaldesa, Gema Igual, que ha estado acompañada por la concejala de Parques y Jardines, Margarita Rojo, quien ha destacado que los nuevos pliegos son "de calidad y ambiciosos" porque no atienden "simplemente al mantenimiento" de las zonas verdes sino que éstas se conciben como un "conjunto interconectado funcional".

El pliego de Parques y Jardines 2022-2026, que sustituye al del contrato de 2012-2018, cumple con la medida de ratio de gasto por metro cuadrado de las ciudades, con 3,12 euros, y se ocupará del mantenimiento de los cuatro millones de metros cuadrados de espacios verdes y zonas ajardinadas de Santander, que son 850.000 metros cuadrados más que en el anterior contrato.

Respecto del vigente hasta 2018, supone un incremento del 30% en zonas atendidas al incluir, por ejemplo, los espacios verdes del Instituto Municipal de Deportes (IMD), no contemplados ahora, así como las zonas verdes que se han incorporado a la ciudad en los últimos diez años.

También se ocupará del mantenimiento de los 34.000 árboles que tiene Santander, las áreas singulares --como el jardín vertical--, los 141 parques infantiles y biosaludables (un 15% más que en el anterior contrato), los 5.097 bancos de la ciudad --antes no estaban incluidos--, los 36.475 metros cuadrados de zonas caninas, y las 116 fuentes de agua potable y seis ornamentales --tampoco figuraban en el anterior--.

Se contempla un parque de 261 vehículos nuevos sostenibles, y respecto al personal, se estima que durante los próximos cinco años el servicio debe contar con 239 trabajadores, que son 45 puestos más que los estimados hace diez años. Del total, 219 serán a tiempo completo de lunes a viernes, y se introducen 20 trabajadores más, de los que 12 son para sábados, domingos y festivos, y ocho trabajarán cinco meses al año (verano y picos como podas o control de especies invasoras).

Igual ha destacado el "cambio de gestión" que supone el nuevo pliego, en el que se tratarán de manera especializada y particularizada las diferentes zonas verdes de la ciudad atendiendo al uso, tipología, podas o cuidados.

Así, habrá doce especializaciones que son arbolado; calle verde (como la avenida de Los Infantes, con árboles a ambos lados); calle verde de uso intensivo (como la Alamenda de Ovido); infraestructura ajardinada (Los Castros); infraestructura naturalizada (como la autovía de la S-20); estructura verde (como el aparcamiento del faro y su entorno); estructura verde de uso intensivo (cuando se mezclan parques y plazas); parque periurbano (como Los Pinares o el parque Benidorm); parque urbano (Magdalena, Las Llamas o Mesones); espacio natural (como Cabo Mayor); espacio natural difícil (como el talud de Reina Victoria, el entorno del funicular de Entrehuertas o la senda de Peñacastillo); y el jardin vertical de Tabacalera.

En esas doce categorías se incluirán todas las zonas verdes que hay en Santander porque "no es lo mismo un árbol en un parque que en un alcorque, o la poda en Peñacastillo o el talud de Reina Victoria que en la península de la Magdalena", ha observado Igual.

Además, los pliegos recogen que cuando el volumen de nuevos espacios verdes se incremente un 3% se incorpore una actualización al contrato.

12,7 MILLONES

El pliego del contrato de 2011 salió a licitación en 8,7 millones de euros y ahora lo hace en 12,7, de los que el 80% corresponde a sueldos y salarios.

En este sentido, Igual ha explicado que este incremento se debe tanto a personal, puesto que "se actualizan los sueldos después de 10 años, atendiendo a los convenios colectivos" y se generan 45 puestos de trabajo; como a incorporaciones de elementos a atender (bancos, jardín vertical, control de especies invasoras, áreas biosaludables) e incrementos, como el del 30% de la zona verde a mantener, parte de la cual corresponde al IMD.

Además, la regidora cree que habrá una baja en las ofertas a la licitación, con lo que "es de preveer que no le cueste al Ayuntamiento 12,7 millones porque siempre hay baja".

Por otra parte, se establece un control interno del contrato en el Ayuntamiento y otro externo.

CAMBIAR LA VISIÓN

Mientras, la concejala ha destacado que el nuevo contrato se enmarca en el trabajo municipal de avanzar en la sostenibilidad de la ciudad y en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La "idea" del pliego es "cambiar la visión de cómo entender los parques y jardines", pasando de ser elementos aislados a "un conjunto de espacios interconectados y multifuncionales".

"Creemos que es un buen pliego y queremos recibir buenas ofertas", ha dicho Rojo.

 

Comentarios