jueves 21/10/21
SANTANDER

El Mercado de la Esperanza suma una nueva propuesta de comida para llevar con la apertura de 'La Atalaya'

El Mercado de la Esperanza suma una nueva propuesta de comida para llevar con la apertura de 'La Atalaya'
El Mercado de la Esperanza suma una nueva propuesta de comida para llevar con la apertura de 'La Atalaya'

El Mercado de la Esperanza de Santander cuenta desde hace unos días con una nueva propuesta de comida para llevar con la apertura de 'La Atalaya'.

La alcaldesa Gema Igual, acompañada de las concejalas de Mercados y Barrios, Miriam Díaz y Carmen Ruiz, respectivamente, ha visitado la nueva tienda, que pretende ser "una continuación" del negocio familiar La Atalaya, cuyo restaurante se ubica en El Sardinero.

La regidora ha destacado la "calidad" del producto y de los platos elaborados que cada día ofrece este nuevo puesto y ha deseado a su impulsora, Gema Incera, la "mejor de las suertes" en esta nueva andadura profesional.

"El Mercado de la Esperanza es un lujo para el paladar y negocios como éste que acaba de abrir sus puertas no hacen más que darnos la razón sobre la necesidad de seguir cuidando a quienes cada día nos ofrecen lo mejor para llevar a nuestros hogares", ha señalado.

Los clientes que se acerquen a este nuevo puesto del Mercado de la Esperanza encontrarán, fundamentalmente, platos elaborados con la esencia de la cocina de mercado. La carta cuenta con platos fijos y hay otros que van cambiando según el producto y precio de la temporada. La oferta es muy "amplia", ya que se pueden adquirir primeros platos, segundos y postres y todos ellos al mismo estilo con el que se cocinan en el restaurante santanderino. "Se trata de acceder a las casas de los clientes con más frecuencia de la que ahora se va a un restaurante", ha señalado Incera.

La responsable de 'La Atalaya' ha reconocido que la idea de la puesta en marcha de este nuevo negocio en el Mercado de la Esperanza surgió durante el confinamiento y que se ha convertido en real meses después debido a las restricciones sanitarias y al temor de muchas personas a acudir a los restaurantes. Así, el puesto está orientado a todo tipo de cliente y, además, está abierto a la preparación y catering de eventos.

El mercado cuenta con unos 80 puestos, dedicados a la venta de carnes, pescados, mariscos, frutas, verduras, embutidos, quesos, productos típicos, congelados, productos de herbolario, pan y café. Se trata del mercado más grande de Cantabria dedicado a la alimentación y el único en España con una planta completa dedicada en su totalidad a la venta de pescado y marisco.

Comentarios