viernes. 09.12.2022
TRIBUNALES

El fiscal pide 16 años al acusado de matar de una puñalada a otro tras una discusión en La Albericia

Le considera autor de un delito de homicidio y otro de lesiones con arma u objeto peligroso, por las que también está imputado un primo.

Sede de la Audiencia Provincial de Cantabria
Sede de la Audiencia Provincial de Cantabria

La Fiscalía de Cantabria ha solicitado una pena de 16 años de cárcel a un hombre acusado de matar a otro de una puñalada tras una discusión en un bar de La Albericia (Santander) el pasado verano. El ministerio público considera al procesado, que tenía 45 años, autor de un delito de homicidio, por el que reclama 13 años de prisión, y de otro de lesiones cometidas con arma u objeto peligroso, por el que interesa tres años más.

Además, el fiscal imputa a un segundo implicado en la agresión, primo del anterior, un delito de lesiones, y pide para él un año de encarcelamiento, según el escrito de esta parte.

De acuerdo con sus conclusiones provisionales, a última hora del 26 de julio de 2021 el principal acusado se encontró con la víctima -de 30 años-, su hermano -de 22- y su novia, en un bar en la calle La Gloria, donde "en algún momento" estas tres personas entablaron conversación con él, y tomaron "una o dos copas" de alcohol.

Sobre las 00.45 horas, ya del día 27, los cuatro abandonaron el local "a la vez" pues el dueño tenía que cerrar "en unos minutos", y en la misma calle en la acera de enfrente se encontraron con el segundo procesado, que iba con un perro -un pastor belga malinois- atado con una correa. Como la pareja le conocía, fue a saludarle, al igual que hizo su primo.

Entonces, por razones desconocidas se generó una "fuerte discusión" entre los dos acusados y la víctima, interviniendo también su hermano y su novia. Durante la misma, el principal encausado, con un arma blanca, cuyas características no se han determinado, pero que en todo caso era "afilada, estabilizada y puntiaguda", y "con la intención de menoscabar la integridad física ajena, empujó y apuñaló en el costado derecho" al hermano del que luego falleció.

Después, la contienda se centró más en la víctima, que salió en defensa de su hermano y se enfrentó al acusado, pidiendo "a gritos" a su hermano que le dejara a él y no se enfrentara al procesado.

En ese momento, este último propinó un puñetazo en la cara a la víctima, que se agachó y encogió a consecuencia del mismo, quedando de costado izquierdo "cerca" del principal implicado, quien "con intención de acabar con la vida" de la víctima, aprovechó para apuñalarle, "con tres movimientos cortos y rápidos", en el abdomen, antebrazo izquierdo y, principalmente, en el pecho izquierdo, hiriéndole mortalmente aunque sin efecto inmediato.

En otro instante de la refriega, intervino la chica, de 35 años, tratando de interponerse entre ambos, pero el segundo procesado la empujó y tiró al suelo, causándole una contusión y erosión superficial en la rodilla, y erosiones en el pie derecho. Precisó analgésicos, ansiolíticos y antidepresivos, psicoterapia y cura local.

Por su parte, el hermano de la víctima sufrió una herida inciso-contusa de un centímetro de largo y otro de profundidad, así como una contusión en el primer dedo de la mano derecha. Tras una primera atención en urgencias, precisó para su curación sutura de la herida lumbar con grapas y analgésicos. También le causó un perjuicio estético "ligero" y, por todo lo acontecido esa noche, padece además un síndrome ansioso reactivo.

Y el segundo acusado, aunque llevaba al perro atado, lo "azuzó continuamente" contra el grupo, aunque mordió a su primo y también a la víctima.

HUIDA Y PERSECUCIÓN

Los dos hermanos y la chica trataron de huir, pero los acusados les persiguieron y el principal involucrado trató de volver a atacar al que luego falleció, al grito de "sus muertos" y "te mato", mientras que la víctima y su novia pedían al primo que le dijera que parara.

Cesaron en la persecución al ver que huían y que un vehículo tocaba el claxon, gritando igualmente su conductor para que parasen. Se fueron por la calle Miguel Hernández hacia Lavapiés.

Mientras, el herido más grave se desplomó a suelo, y al poco tiempo llegaron patrullas de la Policía Nacional y servicios de urgencias médicas. Finalmente, murió a las 14.30 horas en el Hospital Valdecilla. Según la autopsia, presentaba hasta ocho heridas o zonas afectadas. LLevaba unos diez años con su novia, tenía otro hermano y ese día era el cumpleaños de su madre.

La Fiscalía pide al principal acusado una indemnización de 172.300 euros, a razón de 42.600 a cada uno de los progenitores de la víctima, 21.500 a sus hermanos y 42.600 a su novia, y 1.500 euros más al hermano involucrado en la pelea por las lesiones y secuelas. Y al segundo procesado le reclama que indemnice con 6.600 euros a la novia del fallecido, lo que hace un total de 178.900 euros.

Comentarios