viernes 18/6/21
SUCESOS

Detenido un motorista por adelantar a gran velocidad un coche policial, agredir a los agentes y negarse a la prueba de alcoholemia

Confluencia del Paseo de Pereda con la calle Lope de Vega | Foto: Google Maps
Confluencia del Paseo de Pereda con la calle Lope de Vega | Foto: Google Maps

La Policía Local de Santander ha detenido al conductor de una motocicleta por circular a gran velocidad rebasando las líneas continuas, adelantando a un vehículo policial, agredir a los agentes y negarse a que se le practicara la prueba de alcoholemia.

La detención se produjo este miércoles a las 22:15 horas en la confluencia del Paseo de Pereda con la calle Lope de Vega y al conductor se le imputan delitos de atentado a agente de la autoridad y contra la seguridad vial, han informado este jueves fuentes policiales. Durante la intervención, el conductor, de 50 años, se acercó a los agentes de forma amenazante, manteniendo un actitud agresiva y evasiva, insultándoles e intentando abandonar el lugar en varias ocasiones.

Tras negarse a realizar la prueba de alcoholemia y cuando se le informó que se iba a proceder a su detención, reaccionó de forma violenta, abalanzándose sobre los agentes e iniciándose un forcejo en el que les lanzó patadas, por lo que tuvo que ser reducido, oponiendo una fuerte resistencia a su detención. Finalmente, los agentes instruyeron diligencias judiciales y el vehículo fue retirado al depósito municipal de Ojaiz.

INCUMPLIMIENTO DE MEDIDAS COVID

Por otro lado, también este miércoles la Policía denunció a una persona por no hacer uso de la mascarilla obligatoria.

Asimismo, durante un control en la calle Segundo López Vélez, se denunció al conductor de una furgoneta que dio positivo en cocaína y tenía el seguro del vehículo caducado. Durante dicho control también se incoó expediente al conductor de un turismo por dar positivo en drogas, al igual que en otro realizado en Nueva Montaña.

Por otra parte, el conductor de una motocicleta resultó herido en una colisión con un turismo registrada a las 14:00 horas en la calle Casimiro Sainz, siendo trasladado al Hospital Valdecilla. Finalmente, la Policía denunció al responsable de una vivienda de la calle Nicolás Salmerón en la que se encontraban seis personas convivientes, por causar molestias de ruido a los vecinos.

Comentarios