martes. 06.12.2022

La Policía Local de Santander ha detenido durante un control la pasada madrugada, a las 00:40 horas en la rotonda del Río de la Pila, al copiloto de un turismo que, entre otras cosas, portaba una navaja pese a la prohibición que pesaba sobre él de llevar cualquier tipo de armas.

En la intervención, los agentes identificaron y registraron al implicado, incautándole una picadora que contenía en su interior una sustancia -presumiblemente marihuana-, dos pastillas sildenafil y un líquido transparente indeterminado. También le confiscaron una navaja tras lo cual comprobaron que pesaba sobre él un control específico de prohibición de portar cualquier tipo de armas, dictada por el Juzgado de lo Penal número 5 de Santander, por lo que fue detenido, por un supuesto delito de quebrantamiento de condena.

Además, los agentes investigan a un motorista que a las 00:10 horas, en la calle Liébana, dio positivo en la prueba de la alcoholemia -superó en más del doble la tasa permitida- y que se realizó a requerimiento de la Policía Nacional, y tras ser interceptado al estar implicado en un altercado en un bar.

Por otro lado, los efectivos locales han denunciado a los responsables de cuatro establecimientos hosteleros de la ciudad, entre las 16:00 y las 17:10 horas del lunes y el martes, ubicados dos de ellos en la calle del Medio y los otros en el Alcázar de Toledo y la plaza Amaliach, por distintos incumplimientos de la normativa relacionados con las terrazas, y a uno de ellos también por música elevada, molestias al vecindario y por permitir salir a los clientes con bebidas al exterior del local.

Comentarios