jueves 20/1/22

Un conductor que triplicó la tasa permitida de alcohol ha sido detenido esta madrugada tras salirse de la vía y chocar contra el bordillo de una rotonda del Paseo Pereda de Santander, causando daños materiales.

El suceso ocurrió sobre las 2.30 horas de este jueves y, a continuación, los agentes de la Policía Local solicitaron al conductor la realización de la prueba de la alcoholemia, que resultó positiva tras superar en más del triple la tasa permitida. Tras ello, fue detenido y su coche retirado por una grúa al depósito municipal de Ojaiz.

Durante la madrugada de este jueves, otros dos conductores fueron detenidos como autores de dos supuestos delitos contra la seguridad vial. Una de las detenciones se produjo sobre las 1:30 horas en la plaza Mosesto Sanemeterio, cuando los agentes solicitaron la realización de la alcoholemia a un conductor que momentos antes había sido interceptado como consecuencia de una infracción contra las normas de circulación. La prueba resultó positiva al cuatriplicar este conductor la tasa permitida, tras lo que fue detenido.

Ya a las 4:15 horas en la Plaza de Numancia, una conductora que cometió otra infracción de las normas fue detenida tras triplicar la tasa de alcohol y comprobar, además, los agentes, que la implicada no había realizado el curso de sensibilización y reeducación vial para recuperar el permiso de conducción, tras una suspensión dictada por el Juzgado de lo Penal no 3 de Santander, motivo por el que también fue denunciada administrativamente. El vehículo fue retirado por una grúa municipal al depósito municipal de Ojaiz, ha informado en un comunicado la Policía Local.

DENUNCIAS A PROPIETARIOS DE PERROS DE RAZA PELIGROSA

Por otra parte, el pasado martes, 28 de enero, fueron denunciados en Santander tres propietarios de perros de raza peligrosa por incumplir la normativa. Uno de los dueños de los perros fue denunciado por tener una hembra de presa canario sin tener licencia para poseer animales de razas peligrosa, sin figurar en el registro ni poseer seguro obligatorio.

Además, el animal no estaba vacunado contra la rabia u otras enfermedades transmisible para el hombre, ni estaba sujeto con correa ni llevaba el bozal puesto. También la dueña fue denunciada por no recoger los excrementos de su perro.

Por otra parte, también fue denunciado el propietario de un macho de raza presa canario por no tener licencia para tener este tipo de perros, no tener identificado al animal, llevarle sin correa ni bozal y no recoger los excrementos.

Asimismo, fue denunciado en calidad de propietario de otro perro catalogado de raza potencialmente peligrosa (un macho de raza presa canario), por incumplir la obligación de identificar al animal, no tenerle sujeto con correa, tenerle sin bozal, no recoger los excrementos y por carecer de Licencia para la propiedad de perros de estas razas. También fue denunciado por ejercer la actividad de cría y venta de animales sin licencia.

Finalmente, se denunció a otro hombre por vender hembras de perros de raza peligrosa a personas sin licencia para este tipo de animales.

Comentarios