martes. 16.08.2022

La Policía Local de Santander detuvo el pasado viernes por un supuesto delito de violencia de género a un hombre que, tras discutir con su expareja en la vía pública, la agredió. La agresión se produjo a primera hora de la tarde del viernes en la confluencia de la calle Calvo Sotelo y el Paseo Pereda y el hombre fue detenido en la Plaza Pombo, ha informado en un comunicado la Policía Local.

La mujer fue trasladada por los agentes al Hospital Marqués de Valdecilla para ser asistida por personal facultativo. A partir de ese momento, la víctima será asistida por agentes pertenecientes a la Unidad de Protección de Víctimas (OPROVIC) de la Policía Local de Santander.

Por otra parte, la Policía Local detuvo a otras dos personas durante el fin de semana, ambas durante la madrugada de ayer domingo. La primera se produjo sobre las 4:40 horas en la calle Moctezuma, donde se había producido una pelea entre varias personas. Al acudir al lugar los agentes identificaron a un joven de 23 años por estar presuntamente implicado.

En ese momento, éste reaccionó violentamente contra los agentes, "lanzándoles patadas y manotazos", por lo que tuvo que ser reducido y detenido, a lo que opuso una "fuerte resistencia". Se instruyeron contra él las preceptivas diligencias judiciales por un supuesto delito de resistencia grave a agente de la autoridad.

Menos de una hora después, en la calle Daoiz y Velarde, la Policía detuvo a un joven de 20 años de edad que entró en un local de comida rápida que se encontraba ya sin actividad y con la persiana exterior semicerrada mientras la propietaria y dos empleadas limpiaban y contabilizaban la recaudación del día y solicitó cenar gratis.

Al indicarle estas mujeres que el local se encontraba cerrado, las agredió y consiguió coger varias monedas que se encontraban en la barra, abandonando seguidamente el lugar. Posteriormente, regresó con un trozo de ladrillo, acometiéndolas y amenazándolas, momento en el que dos empleados de un establecimiento próximo que se habían acercado al percatarse de lo ocurrido, consiguieron contenerle hasta la llegada de los agentes. Se instruyeron las correspondientes diligencias judiciales contra el joven por un supuesto delito de robo con violencia.

Por otra parte, durante el fin de semana, la Policía Local instruyó diligencias, en calidad de investigados no detenidos, por supuestos delitos contra la seguridad vial contra cuatro conductores que circulaban bajo los efectos del alcohol. Tres de ellos superaron en más del triple la tasa permitida de alcohol y el restante la cuatriplicó.

Comentarios