domingo. 27.11.2022
SANTANDER

Denuncian que la emisora de la Policía Local "va de mal en peor" y afecta a la seguridad al impedir la comunicación

Coche de la Policía Local de Santander
Coche de la Policía Local de Santander

La sección sindical de Comisiones Obreras (CCOO) en el Ayuntamiento de Santander ha alertado de que la emisora de radio la Policía Local "va de mal en peor" y está causando "serios problemas de seguridad", al impedir la comunicación en "muchas zonas" de la ciudad que están fuera de cobertura por no contar con los repetidores necesarios.

El sindicato ha señalado en nota de prensa que lleva años denunciando que el sistema de comunicaciones de la Policía Local, que se cambió en 2016 cuando su gestión pasó del Gobierno regional al Ayuntamiento, "es deficitario" y la emisora "no ha funcionado correctamente" desde entonces. Una situación que, a su juicio, supone un "problema de seguridad" tanto para los agentes, que no pueden pedir ayuda cuando lo necesitan, como para la propia ciudadanía, que "ve mermado un servicio esencial que tendría que cumplir con los más altos estándares de calidad".

Según el delegado de CCOO en la sección sindical, David Madera, están "hartos" de que el concejal de Personal y Protección Ciudadana, Pedro Nalda, les "siga dando largas". "Le llevamos pidiendo una reunión desde hace tiempo pero él nos remite hasta al menos el mes de diciembre, como si no fuera un problema que hubiera que resolver con urgencia tras 6 años así", ha señalado.

Para Madera, Nalda "da soluciones peregrinas" al problema, como que "han girado unos grados tal antena para ver si funciona mejor y al final resulta que es peor el remedio que la enfermedad". Por ello, CCOO pide que "se invierta lo necesario" para garantizar la seguridad, porque "el deficitario estado de las comunicaciones afecta y mucho a la labor diaria de la policía".

Como ejemplo de esta situación cita el caso de unos altercados que se produjeron en la campa de La Magdalena durante uno de los conciertos de este verano, en el que "se hacía necesaria la presencia de más efectivos", pero estos "no podían comunicarse con la centralita para pedir refuerzos", por lo que tuvo que ser la alcaldesa, Gema Igual, que se encontraba en el recinto, la que llamara "con su teléfono móvil" para requerir más agentes.

"Una situación surrealista que, sin embargo, no es la única ya que casos como este se repiten constantemente", según CCOO, que también pone como ejemplo una persecución el pasado fin de semana, que acabó en Orejo con un detenido, "pero con la intervención de una única patrulla que se hizo cargo de todo" porque la comunicación entre los agentes "se entrecortaba constantemente sin poder saber el número de la matrícula, ni la situación exacta del vehículo".

Es todo un despropósito que lo único que consigue es poner en peligro la integridad de los efectivos de la policía

"Es todo un despropósito que lo único que consigue es poner en peligro la integridad de los efectivos de la policía, 200 en Santander, que muchas veces acuden en solitario donde se les reclama o donde surge algún conflicto, sin poder pedir refuerzos" y, por consiguiente, "también pone en peligro" a los ciudadanos, subraya el sindicato. "El día que ocurra alguna tragedia o desgracia buscarán responsables, cuando el riesgo se podría minimizar con un buen sistema de comunicaciones", ha añadido Madera.

Para CCOO, la solución a este problema pasa por una inversión en un "buen sistema de comunicaciones que funcione adecuadamente". De hecho, señala que "fue el primero" en denunciar "el deplorable estado" de esta emisora de radio, "que produce interferencias o no da señal en muchos puntos de la ciudad", e incluso los delegados de Prevención realizaron un informe con los puntos de la ciudad donde no había señal, al que el Ayuntamiento "ha hecho caso omiso".

"No podemos seguir así y la única solución que nos queda es iniciar otras medidas de presión para que las autoridades se den cuenta de una vez por todas de que es indispensable contar con una buena emisora que facilite la comunicación entre los agentes", ha concluido Madera.

Comentarios