jueves 19/5/22

La Policía Local ha denunciado el pasado fin de semana a dos hosteleros de Santander por molestias a los vecinos por tener la música alta, uno de ellos con establecimiento en la Plaza de Cañadío y el otro en la calle Emilia Pardo Bazán.

Además, los agentes también han identificado a los responsables de tres viviendas en diferentes calles por molestias de música y voces elevadas, por la celebración de fiestas. Y otra persona que se encontraba en la vía pública fue igualmente denunciada por molestias de voces y gritos, ha informado este lunes la Policía.

Por otro lado, los efectivos pusieron doce denuncias por consumo de alcohol en la vía pública, 19 por exceso de velocidad, 13 por carecer de seguro, 75 por tener la ITV caducada, 17 por no tener ningún tipo de documentación, 7 por conducir sujetando con la mano dispositivos de telefonía móvil y 17 por circular sin el cinturón de seguridad.

Comentarios