miércoles. 28.09.2022

La Policía Local de Santander ha denunciado a los responsables de siete establecimientos hosteleros el pasado fin de semana por molestias por la música elevada, por permitir la estancia de clientes en el interior sin mascarilla ni distancia, o por rebasar el horario de cierre, entre otros motivos.

En concreto, un local de la calle Ataúlfo Argenta fue denunciado en la madrugada del sábado y en la del domingo por molestias de música en tono elevado y por incumplir las condiciones de la licencia al reproducir música sin tener autorización para ello.

Además se denunció a un establecimiento de la calle Isaac Peral por música en tono elevado y por incumplir las condiciones de la licencia al reproducir música sin autorización. También fue denunciado por permitir la estancia de clientes en el interior del establecimiento sin la mascarilla obligatoria y sin guardar distancia.

También fueron denunciados un establecimiento de la calle Alcázar de Toledo por molestias de música en tono elevado, perturbando el descanso vecinal; uno de la calle Moctezuma por la falta de hojas de reclamaciones; y otro en Montejurra por la falta de hojas de reclamaciones y por incumplir las condiciones de la licencia, pues disponía de cocina sin tener autorización para ello.

Finalmente fueron denunciados un local en la calle El Ojáncano por molestias de música en tono elevado, perturbando el descanso vecinal, y por incumplir las condiciones de la licencia al reproducir música sin tener autorización; y otro de la calle Sol por rebasar el horario de cierre.

Comentarios