sábado 21/5/22

La Policía Local de Santander ha denunciado al responsable de un perro catalogado de raza potencialmente peligrosa, un macho mestizo, por numerosas infracciones relacionadas con el cuidado del animal, el peligro que éste representaba para los vecinos o por carecer de licencia para perros de este tipo. Según han informado fuentes policiales, el hombre fue identificado y denunciado el pasado lunes en el Paseo de General Dávila, y también se denunció a otro que se lo había traspasado o vendido pese a no tener dicha licencia.

La denuncia contra el primero es por mantener al perro alojado en instalaciones o lugares incómodos y antihigiénicos, y no proporcionarle la suficiente alimentación, causar molestias a los vecinos por sus ladridos constantes y malos olores, así como por crear una situación de peligro, tenerle sin bozal, no estar inscrito en el registro y carecer del seguro de responsabilidad civil obligatorio.

También, por adiestrar al animal para activar su agresividad o para finalidades prohibidas y carecer de certificado de capacitación para adiestrar perros potencialmente peligrosos y de licencia para la propiedad de estas razas.

Por otro lado, el pasado miércoles los agentes denunciaron también a otro hombre en la Avenida de la Magdalena como responsable de un perro de raza 'pit bull', catalogada también como potencialmente peligrosa, por tener al animal en lugares públicos sin bozal y por no presentar licencia para su propiedad.

Comentarios