martes 24/5/22

La Policía Local ha denunciado a un hostelero de Santander por incumplir las restricciones frente al coronavirus, al dar servicio a varios clientes que estaban concentrados delante del establecimiento sin ocupar las mesas, a las 20:10 horas en la calle Las Rederas.

Además, los agentes han identificado a tres personas por no cumplir el toque de queda, al encontrarse entre las diez de la noche y las seis de la madrugada de manera injustificada en diversas calles de la ciudad.

Finalmente, a las 0:55 horas en la calle Madre Soledad, a requerimiento de varios vecinos, los efectivos policiales denunciaron a una mujer como responsable de una vivienda en la que se encontraban reunidas 5 personas, por causar molestias de ruidos, voces y gritos en tono elevado.

Comentarios