domingo 18/4/21
SUCESOS

Denunciadas decenas de personas por fiestas en casas, otra por saltarse el cierre perimetral y un detenido por negarse a ser identificado tras una fiesta

Calle Bajada del Caleruco | Foto: Google Maps
Calle Bajada del Caleruco | Foto: Google Maps

La Semana Santa está dejando numerosas denuncias por fiestas en viviendas con decenas de personas denunciadas entre ayer, Jueves Santo, y este viernes Santo. A la intervención de la Policía de Santander ayer en un piso donde se celebraba una fiesta con doce jóvenes, se suman hoy varias más, una de ellas con otras quince personas implicadas. Asimismo se ha detenido a un hombre por negarse a ser identificado tras una fiesta y a otra persona por saltarse el cierre perimetral.

La Policía de Santander ha detenido a un hombre de 36 años de edad por negarse a ser identificado en reiteradas ocasiones tras celebrar una fiesta de noche en su domicilio, en la calle Cardenal Cisneros. Fue arrestado por un supuesto delito de desobediencia grave a las 8.25 horas cuando se volvieron a personar los agentes en la vivienda para identificarle y formular la correspondiente denuncia por las molestias a los vecinos, ya que no había sido posible hacerlo en su momento.

Al llamar a la puerta, fueron recibidos por el implicado, H.M. En un principio, al solicitarle la documentación e informarle del motivo, se mostró reacio a colaborar, pero seguidamente accedió, introduciéndose en su casa a buscar los papeles. Pasados 15 minutos, los efectivos volvieron a llamar, momento en el que el chico salió al descansillo de la escalera, pero negándose a entregar la documentación a la vez que indicaba a los policías que se marchasen y le dejasen descansar. Por esto, fue advertido de que si seguía con esa actitud, sería trasladado a la comisaría de la Policía Nacional para su identificación, a lo que también se negó de forma reiterada. Finalmente, fue detenido por un supuesto delito de desobediencia grave, a la que opuso resistencia. Se instruyeron diligencias judiciales, ha informado la Policía.

Además ha denunciado a quince jóvenes no convivientes que celebraban de madrugada una fiesta en un piso de la ciudad, en la calle Tristana. Y también, al dueño de otro inmueble, requerido igualmente por una celebración identificado en dos ocasiones, la primera por ruidos a los vecinos por la celebración y la segunda porque continuaban las molestias ya que no siguió las indicaciones de los agentes y continuó la fiesta, en la Bajada del Caleruco.

En la primera intervención, a la una y media de la madrugada, los efectivos municipales fueron requeridos por vecinos y, en colaboración con policías nacionales, identificaron y denunciaron a los responsables de la vivienda en la que se encontraban reunidos 15 jóvenes no convivientes. Estaban causando molestias de música y voces en tono elevado, por la celebración de una fiesta, perturbando la convivencia ciudadana. Y varios de los participantes también fueron denunciados por desobediencia a los efectivos y negativa a identificarse.

La segunda actuación comenzó a las dos y media de la mañana en la Bajada del Caleruco donde los agentes, también requeridos por varios vecinos, identificaron y denunciaron al responsable de una vivienda por molestias de música y voces altas por una fiesta. La dotación fue requerida nuevamente a las 4:30 horas por reiteración de las molestias, siendo el implicado denunciado por desobediencia a los agentes, al no cesar la fiesta.

Por otro lado, la Policía de Santander ha denunciado a una persona por incumplir las restricciones de movilidad entre comunidades autónomas por la pandemia del coronavirus, y que limita la entrada y salida de Cantabria.

OTRAS CINCO DENUNCIAS DE MADRUGADA

Además, los policías han puesto otras cuatro denuncias en sendas viviendas durante la noche y la madrugada, entre las 23:15 y las 5:40 horas, en las calles Vargas, Camilo Alonso Vega, Antonio Mendoza y Bruente, también por molestias de música y voces. Finalmente, interpusieron otra quinta denuncia, a las 3:10 horas, en la calle General Moscardó contra el responsable de un local por molestias de música y voces en tono elevado.

Por otro lado, los agentes han identificado a 41 ciudadanos más, a 18 por incumplir el toque de queda al encontrase entre las once de la noche y las seis de la mañana en la calle sin justificación, y a 23 más por no usar la mascarilla. Y también han denunciado a 6 personas por consumo de alcohol en la vía pública.

Comentarios