jueves 26/5/22

Tras el polémico ‘no concierto’ de David Guetta en Santander, que tenía que haberse celebrado el pasado mes de julio, el DJ ha visitado España en los últimos días para recoger distintos premios.

Su primera aparición tuvo lugar este viernes en Madrid con motivo de la entrega de los Los 40 Music Awards en los que el francés recogió dos galardones, uno al Mejor Videoclip Internacional del Año por “Flames” y el otro por toda una carrera.

Este domingo Guetta estará mucho más cerca de la capital cántabra, concretamente en Bilbao, a unos 100 kilómetros de distancia. Lo hará con motivo de la entrega de premios MTV EMA, los galardones a nivel europeo que otorga la cadena televisiva americana y en los que el DJ está nominado como Mejor artista de electrónica.

La presencia de David Guetta en estas dos galas no ha dejado indiferentes a los miles de seguidores que no pudieron ver al artista en el concierto estrella de la Semana Grande de la capital cántabra, que han vuelto a mostrar su enfado en las redes sociales.

A principios del mes de septiembre, el reconocido artista internacional también acudía al programa de Antena 3 ‘El hormiguero’ para presentar su último trabajo. Sin embargo, en la entrevista que realizó Pablo Motos no hizo ninguna mención a la cancelación de su concierto en Santander.

QUERELLA CRIMINAL CONTRA LOS PROMOTORES

El concierto de David Guetta previsto para el 28 de julio en Santander fue suspendido media hora después del momento en el que estaba previsto que empezara, supuestamente debido a un fallo en el avión privado que tenía que traer al artista desde Moscú.

A partir de ese momento, se inició una cruce de acusaciones entre todas las partes del conflicto, y que por el momento ha hecho que un millar de afectados por la cancelación hayan presentado una querella criminal contra los promotores, por presuntos delitos de estafa, apropiación indebida y alzamiento de bienes.

Esta querella va dirigida contra los administradores de la UTE La Campa -a la que el Ayuntamiento de Santander adjudicó los conciertos de la Semana Grande-, y las empresas que la integran, la cántabra Delfuego Booking -que ha solicitado concurso de acreedores-, y la madrileña Heart of Gold Producciones.

Un millar de afectados por la cancelación han presentado una querella criminal contra los promotores

En el escrito de la querella, que acompañan con copia de las entradas adquiridas por todos ellos, que suman 53.591 euros, a los que añaden 5.226 euros de gastos en hoteles, aviones, desplazamiento y otros, de quienes se desplazaron desde fuera de Cantabria para ver el concierto, los abogados de los afectados sostienen que los promotores del concierto "tenían conocimiento pleno" de que el artista no iba a comparecer "en fechas muy anteriores" al 28 de julio, y que en todo caso lo sabían con anterioridad a la apertura de puertas del recinto -a las siete de la tarde-.

Pese a ello, prosigue la denuncia, se siguieron vendiendo entradas hasta las diez de la noche, y las barras y puestos de comida no pararon de vender consumiciones, lo que encierra "conocimiento, engaño y ánimo de lucro", los elementos esenciales que conforman el delito de estafa.

Según los querellantes, los ingresos obtenidos en esa sola noche por la organización del evento fueron de más de un millón de euros, y al no celebrarse el concierto se 'ahorraron' otros 200.000 -los 180.000 euros de caché que el artista devolvió y 20.000 más de otros gastos-.

Así, sostienen que el dinero procedente de las entradas vendidas se ha utilizado para otros fines, lo que constituiría un delito de apropiación indebida. Al respecto, señalan que "no han devuelto el importe de las entradas, ni, mucho menos, han resarcido perjuicio alguno, ni han realizado gestiones para realizar el concierto otro día, ni tienen absolutamente intención alguna de hacerlo".

Por último, la querella sostiene que al presentar una de las empresas de la UTE La Campa concurso de acreedores y manifestar carecer de capacidad económica para afrontar las deudas contraídas "haciendo desaparecer todo el rendimiento obtenido con el último concierto", pudieran estar cometiendo un delito de alzamiento de bienes.

Comentarios