lunes 23/5/22

Las irregularidades en el seno de la Policía Local de Santander no cesan, y tras haber llevado a tribunales el nombramiento de los actuales inspectores el pasado octubre y la reciente desestimación de la demanda del inspector de la Policía Local que reclamaba el pago de horas extras que puso “en entredicho” al cuerpo, el sindicato CSIF denuncia ahora una nueva anomalía en la convocatoria de la plaza de Intendente de la Policía Local, pues todavía no se han negociado las bases para el proceso selectivo de dicha plaza y, por tanto, no puede ser convocada. Esto ocurre casi tres años después de que se aprobaba la ampliación de la Oferta de Empleo Público del ejercicio 2019 en la que se ofertaba - el Acuerdo de la Junta de Gobierno Local se publicó en el Boletín Oficial de Cantabria núm. 165, de 28 de agosto de 2019- y cuyo plazo caduca ya este mismo año.

CSIF sostiene que, como dicta el artículo 70 del Real Decreto Legislativo 5/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público, es requisito obligatorio convocar los correspondientes procesos selectivos para las plazas comprometidas dentro del plazo improrrogable de tres años desde su aprobación, algo que sucederá ya en agosto de este año mientras la plaza sigue sin convocarse. El sindicato sigue sin obtener respuesta pese a haber sido solicitado de forma reiterada tanto individualmente por CSIF, la última vez en fecha 10 de diciembre de 2021, como de forma conjunta con UGT, en fecha 18 de junio de 2021.

Así, para el sindicato se estaría dejando caducar de forma consciente la plaza, mientras que en otras sí se está ejecutando, como son las plazas de Policía Local, casualmente del mismo Servicio que la controvertida de Intendente. Esto está causando perjuicios a quienes aspiran a optar a la plaza, algunas personas de las cuales también han solicitado la ejecución de esa Oferta de Empleo Público. Con todo ello, CSIF pide al concejal de Personal y Protección Ciudadana, Pedro Nalda, que se negocien inmediatamente las mencionadas bases y se convoque con celeridad la plaza.

No es la primera vez que esta plaza está sujeta a controversias, pues ya el nombramiento de ambos inspectores G.R y V.S arrastró una demanda al Ayuntamiento de Santander en octubre de 2021. Tal y como ya publicó este medio, el proceso de selección de los dos candidatos que aprobaron dicha oposición no había celebrado el necesario curso selectivo de formación que deben realizar los elegidos, siendo nombrados funcionarios de carrera apenas una semana después de superar la oposición.

Además, recientemente, se ha desestimado la demanda del inspector de la Policía Local que reclamaba el pago de horas extras “al no constar que se hayan superado las horas de disponibilidad, ni de complemento de jornada” y por lo que CSIF solicitaba dilucidar las responsabilidades de los dos inspectores relacionados con la sentencia.
 

Comentarios