domingo. 03.07.2022
SANTANDER

"El Consistorio no habría concedido las licencias si el Gobierno no hubiese dado un informe favorable"

Santander regulará la distancia entre gasolineras y zonas residenciales pero no soluciona la situación del IES Cantabria ni de Nueva Montaña
Gasolinera en obras junto al IES Cantabria
Gasolinera en obras junto al IES Cantabria

El Pleno de Santander ha aprobado este jueves la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) propuesta por el equipo de Gobierno (PP-Cs) para regular la distancia entre gasolineras y zonas residenciales, con el apoyo de los grupos municipales PRC, PSOE y Unidas por Santander, y el voto en contra de Vox.

La modificación del PGOU propone cambiar de 50 a 100 metros la distancia entre las gasolineras y los suelos residenciales para evitar que proliferen estaciones de servicio "en cualquier sitio", ha explicado el concejal de Urbanismo, Javier Ceruti (Cs). Tras su aprobación, deberá publicarse en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC) y habrá un plazo de un mes, hasta el 30 de junio, para la presentación de alegaciones, que tendrán que ser informadas por Urbanismo para la redacción de un nuevo acuerdo, que se llevará a aprobación provisional en un Pleno extraordinario.

Respecto a la polémica suscitada con la instalación de gasolineras en suelos productivos, como en el caso de la construcción de una gasolinera a escasos 10 metros del IES Cantabria, Ceruti ha defendido ante el resto de grupos municipales que el Ayuntamiento "no puede prohibir" su implantación en suelos comerciales o industriales, ya que la Ley de Hidrocarburos del Gobierno central permite su construcción "con total libertad" y no es competencia de los municipios. En este sentido, ha señalado que para poder limitar estas actuaciones en suelos más allá de uso residencial, habría que instar al Gobierno español a cambiar esa Ley de Hidrocarburos, al tiempo que ha asegurado que el Consistorio no habría concedido las licencias si la Comisión de Comprobación Ambiental del Gobierno regional no hubiese dado un informe favorable.

La Ley de Hidrocarburos no permite a los ayuntamientos limitar su construcción "por ser una gasolinera"

Ante las críticas del PSOE al equipo de Gobierno por "falta de voluntad política", el concejal de Fomento del PP, César Díaz, ha hecho hincapié en que "a nadie le gusta que haya una gasolinera al lado de un colegio", pero ha reiterado que la Ley de Hidrocarburos no permite a los ayuntamientos limitar su construcción "por ser una gasolinera". Durante el debate, José María Fuentes-Pila (PRC) ha subrayado que es "un escándalo" que "en plena transición ecológica" se estén construyendo tantas gasolineras, "encima de autoservicio", ha dicho, y tras votar a favor, ha confiado en que esta acción pueda ayudar a frenar la proliferación de estaciones de servicio en las zonas residenciales de Santander.

Por su parte, el grupo socialista ha apoyado la propuesta como un "mal menor", ya que, aunque se amplían las distancias a 100 metros con respecto a actividades como institutos, colegios, centros de salud, hospitales o residencias de ancianos, "solo afecta al suelo residencial", ha indicado su portavoz, Daniel Fernández, por lo que no soluciona las situaciones de la calle Repuente 53 (IES Cantabria) ni de Nueva Montaña.

Por parte de Unidas por Santander (UxS), Miguel Saro ha incidido en las dificultades de la limitación si no cambia la Ley de Hidrocarburos, aunque ha señalado que, pese al "poco margen" de esta ley, "sí se puede limitar la construcción en suelo industrial", porque, según ha dicho, se ha dado en otros territorios de España, aunque "hay que detallar muy bien cuáles son los perjuicios que suponen las gasolineras". Ceruti ha hecho referencia a ese pequeño margen y ha afirmado que el Ayuntamiento trabaja para poder solucionar esta situación en todo lo posible.

Vox ha sido el único grupo municipal que no ha apoyado la propuesta, ya que, a juicio de su portavoz, Guillermo Pérez-Cosío, el equipo de Gobierno tendría que haber actuado antes tras ver el informe del departamento de Química de la Universidad de Murcia sobre efectos adversos para la salud, que concluye que debería respetarse una distancia mínima de 50 metros para viviendas y de 100 metros para actividades "especialmente vulnerables" como hospitales, centros de salud, colegios o centros de la tercera edad.

ENMIENDA DE VOX

Por otro lado, Pérez-Cosío ha presentado una enmienda a la modificación puntual en la que ha propuesto que la distancia de las gasolineras se aplique en todo el municipio, independientemente de la calificación del suelo.
La enmienda ha sido rechazada con 13 votos en contra, 8 a favor y 6 abstenciones. El PSOE ha sido el único partido que la ha apoyado porque, a juicio de Daniel Fernández, de esta manera se gana un mes a la tramitación y se evita que caduque el 30 de julio la suspensión de licencias.

Comentarios