domingo 5/12/21

El Ayuntamiento de Santander ha concedido la licencia de obra para acondicionar los bajos del Casino del Sardinero, concretamente los ubicados en la mitad oeste del edificio, con lo que la actuación comenzará próximamente. Así lo ha anunciado el concejal de Fomento, César Díaz, quien ha destacado que las obras supondrán una inversión privada de casi 1,2 millones de euros y afectarán a una superficie total de 2.430 metros cuadrados.

Las obras tienen como objetivo principal preparar el espacio para su posterior separación en diferentes locales y los trabajos se coordinarán con el Gran Casino del Sardinero para minimizar las afecciones a la actividad que se desarrolla en este espacio. Las actuaciones proyectadas incluyen la demolición de los añadidos a la fachada que da a la plaza de Italia -las denominadas peceras- para recuperar la fachada original, incluyendo el añadido que existe actualmente en uno de los locales de la zona este.

Como ha recordado Díaz, este proyecto permitirá devolver al edificio a su imagen original, teniendo en cuenta que el Casino forma parte del conjunto histórico-artístico y del Plan Especial de Protección del Sardinero, catalogado con el máximo nivel de protección.

También se llevarán a cabo demoliciones de muros interiores, la apertura de pasos en muros estructurales para conseguir espacios interiores más diáfanos y la reestructuración del forjado del techo para recuperar el nivel original. Igualmente, están previstas soluciones para ocultar los conductos de extracción que previsiblemente pudieran necesitarse en la fachada posterior del edificio. No se contempla en esta licencia el acondicionamiento interior y particular de cada uno de los locales que resulten, lo que se llevará a cabo una vez se concreten los usos individualizados.

BAJOS DEL CASINO

Actualmente los locales se encuentran en desuso, pero durante unos años, una parte de ellos -la que da a la plaza de Italia y avenida de Maura- estuvo dedicada a establecimientos de hostelería, mientras que la parte interior se empleó fundamentalmente como almacén. Parte de los antiguos locales habían realizado ampliaciones en forma de terrazas cubiertas, que con los años se fueron transformando en cierres definitivos.

El edificio del Casino fue proyectado en 1915 por el arquitecto Eloy Martínez del Valle y constituye un ejemplo de la arquitectura ecléctica que imperaba en aquellas fechas de influencia francesa y característica de ciudades balneario del norte de España y sur de Francia.

Comentarios