lunes. 05.12.2022

Un hombre de 36 años fue detectado ayer lunes por la noche por la Policía Local de Santander conduciendo su moto con el carné retirado, en sentido contrario y hablando por el móvil, el cual, al ser sorprendido, intentó huir y acabó chocando contra el coche de los agentes que lo seguían.

Los hechos ocurrieron este lunes sobre las 23:10 horas en la calle El Castro de Santander, donde los agentes de servicio observaron una motocicleta que iba en sentido contrario "a una velocidad anormalmente reducida" y con su conductor hablando por el teléfono móvil. Al percatarse el motorista de la presencia policial, aumentó la velocidad para esquivar a los agentes, momento en el que se inició una persecución, activándose las señales luminosas y acústicas del vehículo policial, a las que el citado conductor hizo caso omiso.

Finalmente, en la calle El Empalme, colisionaron el vehículo policial y la motocicleta, tras lo cual, el motorista emprendió la huida a pie, siendo interceptado en las escaleras de la calle La Peña. Una vez identificado, los agentes comprobaron que le constaba en vigor una pérdida de vigencia del permiso de conducción, dictada por el Juzgado de lo Penal Número 2 de Santander.

Por tal motivo, se instruyeron las preceptivas diligencias judiciales contra el implicado, en calidad de investigado no detenido, por un supuesto delito contra la seguridad vial. Como consecuencia de la colisión, el implicado fue trasladado en una ambulancia del 061 hasta el Hospital Valdecilla para ser asistido por personal facultativo de las heridas producidas en una mano y uno de los agentes acudió también por sus medios a un centro sanitario para ser asistido. La motocicleta fue retirada por una grúa urbana al depósito municipal de Ojaiz.

POSITIVO EN DROGAS

Unas horas antes, sobre las 19:30 horas, una mujer fue también sorprendida conduciendo una furgoneta sin carné. Los agentes le solicitaron la documentación tras observar a la conductora circulando de un forma "extraña" en la calle Carmen Bravo Villasante de la capital cántabra. Una vez identificada, se comprobó que carecía de carné de conducir. En el asiento del copiloto del vehículo, viajaba el propietario de la furgoneta, quien explicó a los agentes que sabía que la mujer no disponía del permiso de conducción y que se lo había dejado para que practicara.

Por todo ello, se instruyeron diligencias judiciales contra ambos en calidad de investigados no detenidos por dos supuestos delitos contra la seguridad vial, uno contra la conductora por conducir sin haber obtenido nunca un permiso de conducir y otro contra el copiloto por ser cooperador necesario, al facilitar el vehículo para la comisión del supuesto delito.

Además, durante el transcurso de la intervención, a la conductora se le solicitó a su vez, la realización de la prueba de sustancias psicotrópicas y estupefacientes, resultando el test positivo en THC (cannabis), por lo que se procedió a incoar el correspondiente expediente administrativo. En la jornada de ayer, la Policía también detectó en la calle Corbán a otro conductor que dio positivo en THC.

DENUNCIA POR DEJAR FUMAR

Por otra parte, sobre las 6:50 horas del domingo, la Policía Local denunció al responsable de un bar de la calle Ataúlfo Argenta por permitir fumar en el interior del establecimiento. Los agentes observaron a una clienta fumando dentro del bar, la cual también resultó denunciada.

Además de por permitir fumar, los agentes denunciaron al establecimiento por rebasar el horario de cierre, ha informado en un comunicado la Policía Local.

Comentarios