jueves 2/12/21

La nueva concesionaria del servicio de limpieza urbana y recogida de basuras de Santander, Cespa, está en disposición de asumir la gestión del servicio a partir de las 00:00 horas del día 11, para lo que ya dispone de una nave y ha alquilado maquinaria, y ello pese a la "actitud obstruccionista" de la anterior adjudicataria, la UTE Ascan-Geaser. Así lo ha afirmado hoy martes, a preguntas de la prensa, el portavoz del equipo de Gobierno, Javier Ceruti, que ha denunciado que Ascan-Geaser, "continúa con su labor obstruccionista".

"Han incumplido sistemáticamente el contrato todos estos años, ¿para qué van a cumplirlo al final?", se ha preguntado el edil, señalado que la UTE "tiene la obligación de dejar ver la maquinaria para hacer el cálculo de amortizaciones" y facilitar el listado de personal, pero, en ambos casos, "se han negado a hacerlo hasta ahora". Para Ceruti, no es "nada nuevo" que la anterior concesionaria esté "intentando perjudicar e incumpliendo sistemáticamente" sus obligaciones, "poniendo en peligro la limpieza de la ciudad", mientras la nueva está "en disposición de empezar a trabajar en cuanto se cumpla el plazo".

El concejal ha recordado que el asunto se abordó el pasado viernes en la Comisión de Desarrollo Sostenible, pero la información que allí se aportó está sometida a secreto, según el Reglamento del Pleno, por lo que ha vuelto a reclamar una comisión de investigación pública, "que es absolutamente imprescindible". Sin embargo, ha trascendido el "obstruccionismo" por parte de Ascan-Geaser, que se ha negado a recibir las notificaciones del Ayuntamiento.

No obstante, se han desestimado las medidas cautelarísimas solicitadas por la UTE contra el proceso de contratación de emergencia a la nueva empresa, por lo cual el traspaso se producirá a las 00:00 horas del día 11.

El personal que preste el servicio a partir de entonces será el que ha estado trabajando hasta ahora con Ascan y en este punto Ceruti ha censurado "otra de las actitudes reprochables" de la antigua concesionaria puesto que ha estado "dificultado el traspaso de este personal hasta el último momento". Además, ha puntualizado que, aunque ahora cumpliera el contrato y permitiera la inspección de la maquinaria, "ya no habría tiempo suficiente para hacer la valoración antes de la puesta en servicio", por lo que Cespa ha procedido a alquilarla.

"Pero en personal, es necesario que cumplan con su obligación legal; si no lo hacen, tendrán que asumir las consecuencias legales de esa actitud de obstruccionismo", ha advertido el portavoz del equipo de Gobierno.

Comentarios