domingo. 14.08.2022
CORONAVIRUS

Varios trabajadores de Atunlo fueron advertidos por incumplimientos del protocolo Covid-19

La dirección niega dejadez en la implantación de medidas de seguridad e higiene que iniciaron el día 5 de marzo 

El sindicalista de CCOO, Diego Aja, acusó a la conservera de dejadez y relajación y recibir reclamaciones del Comité de empresa

La empresa gallega cerró en Santoña por 13 casos positivos, pero se reserva acciones legales contra el representante sindical

Santoña ATUNLO 1
Atunlo, en Santoña

Los responsables del grupo Atunlo han asegurado que advirtieron a varios trabajadores de la empresa en Santoña por leves incumplimientos del protocolo contra el Covid-19 sin llegar a tomar medidas sancionadoras, explicó la dirección de este grupo conservero gallego.

La dirección de Atunlo, entre sus medidas, ha incluido sanciones para los empleados en el caso de cometer incumplimientos graves del protocolo contra el virus, aunque prefieren no especificar por tratarse de decisiones internas.

Al mismo tiempo, la empresa niega que existiese dejadez a la hora de implantar las medidas de seguridad e higiene y certifica que el pasado día 5 de marzo implantó el protocolo contra el virus en la fábrica santoñesa y distribuyó los medios necesarios a la plantilla para garantizar su seguridad.

La empresa cerró en agosto sus instalaciones en Santoña por un brote de 13 casos positivos entre sus trabajadores, mientras que otros cincuenta están en cuarentena. “No ha habido empleados hospitalizados y algunos ya están de alta”, explicaron.

De esta manera, la empresa gallega quiere salir al paso de las acusaciones del responsable de salud laboral de Comisiones Obreras en Cantabria, Diego Aja, quien acusó públicamente a los responsables de la conservera de dejadez y relajación en cuanto a las medidas de higiene y seguridad. 

Diego Aja hizo hincapié en que cuando estalló la pandemia y en los primeros momentos de confinamiento, el Comité de empresa interpuso una reclamación en la Inspección de Trabajo ante la falta de medidas de seguridad en relación al Covid-19. Ante esta situación, explicó el sindicalista, Inspección de Trabajo envió varios requerimientos a la empresa por la presencia de numerosas deficiencias y en ese momento “se corrigieron las medidas, pero al finalizar el estado de alarma comenzó la dejadez por parte de la empresa y se olvidaron las medidas de seguridad”.

La dirección de esta conservera explicó que las medidas incluyen entradas, salidas y descansos de forma escalonada para evitar aglomeraciones en zonas comunes, control de la temperatura en el acceso a las instalaciones de todo el personal, obligatoriedad de utilizar mascarilla en todos los puestos, estricto control del lavado de manos al acceso y en los descansos, incremento de dotación de personal de limpieza, desinfección de las zonas comunes tras el paso de cada grupo de empleados, prohibición de entrada a la conservera de personal ajeno, valoración por el servicio de vigilancia de salud al personal vulnerable e información, así como formación en las medidas de seguridad e higiene a los trabajadores.

Estas medidas implantadas en marzo han continuado en todo momento y la  Consejería de Sanidad e Inspección de Trabajo han revisado, evaluado y aprobado las medidas adoptadas contra el Covid-19”, matizaron.

“Es totalmente incierto que en algún momento se dejasen de aplicar las medidas preventivas en Santoña", afirman

Tras estas aclaraciones, Atunlo señaló que “es totalmente incierto que en algún momento se dejasen de aplicar las medidas preventivas en Santoña, tal y como afirmó el representante sindical de CCOO, Diego Aja, o que como consecuencia de ello se hayan recibido requerimientos o reclamaciones”. Igualmente, el Comité se seguimiento Covid-19 de Atunlo ha monitorizado todos los centros de trabajo durante este periodo de emergencia sanitaria.

En el caso de Santoña, a mediados de agosto se comenzaron a reportar positivos entre la plantilla y lo que en un principio fueron casos puntuales, a los que se aplicó el procedimiento de contactos estrechos, se incrementaron y surgió inquietud entre la plantilla. Es así que, previo acuerdo con el Comité de empresa, se activó el plan de emergencia, consistente en la paralización de la actividad durante quince días, la fumigación para desinfección de las instalaciones por medio de una empresa homologada y la realización de pruebas serológicas a los trabajadores antes de la incorporación al trabajo.

La dirección de Atunlo insiste en que los brotes pudieron originarse en dos celebraciones particulares y privadas en las que coincidieron los trabajadores positivos de Covid-19. Aun así, los responsables no derivan responsabilidades en la plantilla, como afirmó el sindicalista de CCOO, Diego Aja, pero tampoco quiere permitir que se dañe su imagen y profesionalidad con declaraciones infundadas sobre las que se reserva el derecho de emprender acciones legales.

Desde Comisiones Obreras, cuando se cerró la empresa, adelantaron que “no permitirán responsabilizar a la plantilla de unos contagios que se podrían haber evitado si la empresa hubiese cumplido con las medidas de seguridad e higiene que se exigen en la situación actual”.

Atunlo en Santoña tiene intención de volver a la actividad el miércoles, día 9 de septiembre, previa realización de las pruebas serológicas a los 180 trabajadores que trabajan en esta conservera.
 

Comentarios