viernes 28/1/22

El Sindicato de Enfermería SATSE Cantabria ha denunciado un aumento de los casos de agresiones físicas y verbales a los profesionales sanitarios, en especial a las enfermeras, y ha criticado que la Consejería de Sanidad "sigue sin tomar acciones y medidas concretas para luchar contra esta lacra".

Según SATSE, "el entendible hartazgo y frustración" de la población al constatar "los problemas de recursos y medios" que tiene la sanidad pública en plena sexta ola del Covid-19 está propiciando que un mayor número de personas "lo esté pagando con unos profesionales que, además de no ser los responsables de la situación, están haciendo todo lo posible para que no repercuta en la atención y cuidados pese a llevar ya dos años de incansable lucha contra la pandemia".

"Las enfermeras no solo estamos sufriendo una sobrecarga laboral terrible si no que estamos, además, soportando un aumento de agresiones tanto físicas como verbales por parte de una ciudadanía harta que está padeciendo la falta de recursos y de plantilla de nuestro sistema", ha señalado en nota de prensa la secretaria autonómica del sindicato, Ana Samperio. A su juicio, los episodios de violencia verbal (amenazas, insultos, descalificaciones) y física (empujones, puñetazos) "van en aumento" en Cantabria, tanto en Atención Primaria como Especializada, mientras que el Gobierno regional "no impulsa medidas eficaces para evitar este tipo de situaciones que afectan, especialmente, a las enfermeras y enfermeros por su contacto más cercano y continuado con pacientes y familiares".

"La enfermera es el profesional que está siempre más próximo al paciente y esto hace que sea la que mayor número de agresiones e insultos recibe y no estamos dispuestos a soportar la inactividad del Gobierno regional" añade Samperio, que asegura que las enfermeras están "muy hartas de esta situación y de soportar la falta de respeto de la ciudadanía y la Consejería".

Comentarios