miércoles 28/7/21
CORONAVIRUS

Sanidad se plantea cerrar todo el ocio nocturno tras registrar Cantabria una incidencia de casi 700 casos en jóvenes de entre 20 y 30 años

Locales de hostelería cerrados en la Plaza Cañadío de Santander
Locales de hostelería cerrados en la Plaza Cañadío de Santander

La medida ya se venía barajando en los últimos días, pero la escalada de contagios y de la incidencia, especialmente entre los jóvenes, ha hecho que la idea cobre cada vez más fuerza. Este jueves, el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, afirmaba en unas declaraciones a Antena 3 que Cantabria no descarta aplicar un cierre total del ocio nocturno, pero va a depender no solo de la situación epidemiológica, sino de lo que decida el Tribunal Superior de Justicia, que ha de pronunciarse sobre el límite horario a las 3:00 horas en ese sector que la comunidad aplica desde el fin de semana pasado.

De este modo, el cierre del ocio nocturno sería el siguiente paso a una medida que se tomó, precisamente, ante el aumento de contagios. Los establecimientos y locales tenían como tope horario el que figuraba en su licencia, después de que los magistrados del Tribunal Superior de Justicia dejaran sin efecto el límite de hora para estar abierto que impuso la Consejería de Sanidad, tras pedirlo en un recurso la Asociación de Hostelería, que también ha recurrido la decisión del límite horario a las 3:00 horas. La decisión del TSJC sobre este enésimo recurso de la Asociación es la que actualmente espera el Ejecutivo cántabro.

"Estamos esperando el auto del tribunal para que nos diga si podemos mantener esa medida o no, y en todo caso si esa medida es factible lo tendríamos que valorar en un futuro próximo, o si esto sigue así porque además la incidencia sigue creciendo, tendríamos que valorar el cierre total del ocio nocturno", ha Rodríguez.

Y es que Cantabria tiene, actualmente, una incidencia acumulada de Covid-19 que ronda los 700 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días en la franja de edad de entre 20 y 30 años, y de 400 casos entre los jóvenes de 16 a 19 años. Es por esto que el consejero ha hecho un llamamiento para que se mantengan las medidas de precaución, pues el aumento de esta incidencia se basa, ha argumentado, en el aumento de las relaciones sociales en todas las franjas de edad, sobre todo entre los más jóvenes, que son los que “no están vacunados”.

 

A esta situación han contribuido los botellones registrados en varios municipios de la costa, que han aumentado con el inicio del verano. De hecho, a mediados de junio Castro Urdiales fue escenario de reyertas con heridos por arma blanca y destrozos de elementos urbanos, por lo que al sábado siguiente la Guardia Civil desplegó en el municipio un dispositivo de seguridad con 91 efectivos.

Ahora el foco parece haberse situado en Noja, que en las últimas noches ha registrado varios incidentes derivados por el consumo de alcohol en la vía pública. Este medio se puso en contacto con alcaldes de la zona, que no entienden cómo una patrulla de la Guardia Civil puede cubrir en verano toda la zona desde Somo hasta Santoña, cuando se multiplican este tipo de fiestas en la calle. Y es que son ayuntamientos que no tienen capacidad para hacer frente, por sí mismos, a este fenómeno puesto que “hay pocas patrullas y pocos efectivos” para un amplio radio de municipios.

Comentarios