domingo 24/10/21
SANIDAD

Rodríguez reconoce que “no se puede predecir el ritmo” al que aumentarán los casos de coronavirus en Cantabria

miguelrodriguez
Miguel Rodríguez, este jueves en rueda de prensa, flanqueado por Paloma Navas y Carmen Fariñas

El consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, no tiene "ninguna duda" de que el número de casos por coronavirus en Cantabria "irá en aumento", aunque ha reconocido que "no se puede predecir el ritmo". No obstante, confía en que, con las medidas preventivas que se recomiendan, vayan dándose "de forma controlada". Así lo ha dado a conocer hoy jueves Rodríguez, que ha comparecido junto a la directora general de Salud Pública, Paloma Navas, y la jefa de Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Valdecilla, Carmen Fariñas en una rueda de prensa en la que ha confirmado cuatro nuevos casos de coronavirus, todos ellos varones de entre 38 y 80 años que están “fuera de la gravedad extrema”.

No quiere ponerse en casos "catastrofistas" o "hipotéticos", aunque sí reconoce que se está trabajando en diferentes escenarios futuros

Cuestionado por la capacidad de Valdecilla para absorber la derivación de todos los casos positivos que se vayan dando y el riesgo de saturación existente, el consejero no ha querido ponerse en casos "catastrofistas" o "hipotéticos", aunque sí ha reconocido que se está trabajando en diferentes escenarios futuros. No obstante, Rodríguez no cree que vaya a haber un "desbordamiento" de la sanidad de Cantabria por el coronavirus y ha señalado que, en caso de que sea necesario, los hospitales de Sierrallana y Laredo también podrían atender casos y también se valoraría abrir ciertas áreas del Hospital de Liencres. El consejero también ha subrayado que se pondrían a disposición de la población los recursos que fueran necesarios. Por el momento se han realizado unas 150 pruebas, una media de 30 diarias, y Rodríguez ha negado tanto demoras excesivas a la hora de realizarlas como que haya desabastecimiento de kits de prueba, cada uno de los cuales tiene un coste de 1.400 euros y que sirven para realizar 30 muestras.

Por ahora, Cantabria se encuentra en una fase de "contención reforzada" y se va a insistir en medidas dirigidas a colectivos vulnerables, como las personas mayores, que en muchos casos padecen otras patologías previas. Así, se van a suspender las actividades colectivas de ocio en centros de mayores, aunque los centros de día van a seguir prestando servicios porque, por ahora, "no hay razón" para suspender su actividad. No obstante, se pide a familiares y cuidadores de estas personas que, "ante la más mínima" presencia de síntomas respiratorios, no lleven a los usuarios a estos centros, así como "que tomen medidas de contención" para evitar contagios. También se "ruega" a aquellas personas que procedan de zonas de transmisión comunitaria no controlada, como Madrid, Álava o La Rioja, que si acuden a Cantabria, reduzcan al mínimo posible su actividad social las primeras 72 horas hasta ver su evolución. Además, se pide avisar en cuanto haya algún tipo de síntoma. El objetivo es evitar que se siga expandiendo el contagio.

Comentarios