sábado 31/7/21
CORONAVIRUS

Las residencias acumulan más del 60% de los fallecidos por COVID-19 a las puertas de la desescalada del estado de alarma

Residencia Santa Ana de Santoña
Residencia Santa Ana de Santoña

Cantabria registra 908 casos activos y 188 fallecidos por COVID-19. Los datos, comparados con días y semanas anteriores, invitan a la esperanza, pues reflejan un evidente descenso al tiempo que aumentan los curados. Sin embargo, en este día en el que se han anunciado las medidas de desescalada del estado de alarma, las residencias de mayores en la comunidad se convierten en el principal foco en el que el coronavirus hace más estragos.

Según los datos proporcionados por el Gobierno de Cantabria, casi el 40% de los contagiados son residentes de estos centros. En concreto, un 38,1% (346 de los poco más de 900 casos activos) está contagiado. La cifra es más alarmante en el caso de los fallecidos: más del 60% de los muertos en Cantabria procede de las residencias de mayores (116 de 188, un 61,7%), algunas de las cuales centran un alto número de casos. Es más, en los últimos días los pocos fallecidos que se registran cada 24 horas proceden, en su mayoría, de estas residencias.

Que el coronavirus ha afectado más a las residencias que al resto de la sociedad no es algo exclusivo de Cantabria. Pero en el caso concreto de la comunidad, si se compara la tasa de fallecidos en residencias respecto a los contagios registrados en estos centros, es evidente que la situación que viven es más preocupante. Un 17,13% de los casos registrados en estos centros desde que comenzó el estado de alarma (677) han fallecido, mientras que en los datos globales de la comunidad ese balance es del 7,87%.

Evidentemente, no todas las residencias de mayores en Cantabria viven la misma situación. De hecho, muchas de ellas no han registrado fallecidos si atendemos al informe de las consejerías de Sanidad y de Empleo y Políticas Sociales sobre la situación del COVID-19 en los centros residenciales.

Comentarios