viernes 27/5/22

Los diez niños cántabros afectados por el omeprazol contaminado con crecepelo han sido revisados a día de hoy por diferentes especialistas habilitados al efecto, "todos" menos uno que ha demorado la cita a petición propia, y "seguirán siendo evaluados todo el tiempo que sea necesario". Lo ha comprometido así el consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, este viernes durante su comparecencia a petición propia en el Parlamento para informar de los proyectos de su departamento para esta legislatura.

A preguntas del PSOE sobre este asunto, el dirigente socialista ha detallado todas las actuaciones llevadas a cabo por la Consejería cántabra desde que saltó la primera alerta por este "hecho que nunca se debería haber producido", y cuyo "único" responsable es un laboratorio farmacéutico, no el sistema sanitario o sus profesionales. Ahora bien, los servicios jurídicos del Gobierno cántabro continúan evaluando si se personarán o no en el caso, a raíz de la investigación judicial abierta.

Entre tanto, "todos" los niños han sido atendidos tanto por sus respectivos médicos de familia como por diversos especialistas -como dermatólogos o cardiólogos, además de pediatras- habilitados a raíz del protocolo de atención instaurado en Cantabria, y que ha copiado -ha dicho el consejero- el Ministerio de Sanidad, dado que hay más casos en otras comunidades. En su intervención, Miguel Rodríguez ha desgranado y detallado todas las actuaciones llevadas a cabo en la región, la "primera" en dar la voz de alarma y comunicar estos hechos a la Agencia Española del Medicamento ante las sospechas de un lote de protector de estómago contaminado con crecepelo.

Comentarios