lunes 18/10/21
SANIDAD

Las matronas de Cantabria reclaman la apertura del paritorio del Hospital de Laredo

Hospital de Laredo
Hospital de Laredo

La Asociación Cántabra de Matronas ha reclamado la reapertura del paritorio del Hospital de Laredo, cerrado hasta el 15 de septiembre, por considerar que esta decisión vulnera los derechos de las mujeres embarazadas y supone una "sobrecarga" de los recursos y el personal del Hospital Valdecilla de Santander, lo que "repercute" en la atención de sus pacientes de forma directa.

Según señala la asociación en un comunicado, esta decisión del Servicio Cántabro de Salud, vigente desde el paso 2 de julio por falta de anestesistas, es una "vulneración" de los derechos de las mujeres embarazadas, no solo del área de salud de Laredo, sino también las del resto de la comunidad, al concentrar todo el servicio de Obstetricia en un único hospital.

De esta manera, la calidad asistencial "se ve mermada", a su juicio, al aumentar el ratio de mujeres por matrona, algo que va "en contra" de las recomendaciones de todos los organismos oficiales, "que indican que la mejora de los resultados tanto maternos como neonatales están directamente relacionados con una atención individualizada (una matrona-una mujer) en el momento del parto y postparto inmediato".

Al respecto, la asociación destaca que el momento del parto supone "un hito" en la vida de las mujeres y sus familias, siendo fundamental cuidar de la integridad física y mental de las gestantes. Esto no se consigue, en su opinión, "si se aumenta el estrés de las usuarias con un cambio de su hospital de referencia, la pérdida de la continuidad de cuidados y el aumento del ratio matrona-mujer que se considera seguro".

Tras más de un año de pandemia, en el que todo el personal sanitario ha trabajado "más allá de sus capacidades físicas y mentales" por el bien de la población a la que se atiende, la asociación de matronas considera esta decisión "poco acertada", ya que "no solo se trata del cierre de un servicio esencial para la población, sino que supone también una sobrecarga para las matronas".

Recuerda también que en el momento "más crítico" de la pandemia por Covid-19, el Hospital Valdecilla asumió el cierre del paritorio del de Laredo, "entendiendo que se trataba de una situación excepcional que requería del esfuerzo de todos". Pero pasado ese momento de crisis, las matronas, así como el resto del personal sanitario, "quieren que los agradecimientos por dicho esfuerzo no se queden en meras palabras, sino que se traduzcan en medios y recursos para poder seguir realizando su trabajo de manera segura y adecuada".

Por todo ello, desde la Asociación Cántabra de Matronas, que ha renovado la semana pasada su junta directiva, poniendo al frente como nueva presidenta a Paula Alonso González, instan a las mujeres a realizar las reclamaciones que consideren oportunas.

Comentarios