miércoles 1/12/21

El Gobierno de Cantabria ha mostrado su "gran preocupación" por la incidencia del coronavirus en las residencias de Reinosa, pero no se plantea cerrar estos centros de cara a Navidad porque "no son cárceles" y no se puede prohibir a los usuarios su salida. Así lo ha dicho la consejera de Políticas Sociales, Ana Belén Álvarez, que ha destacado que su área está en contacto directo "permanente" con los responsables de estos centros, en los que hay una incidencia del virus "muy importante".

No podemos encerrarles, no podemos privarles de sus derechos solamente por el hecho de que viven en una residencia

No obstante, a preguntas de la prensa sobre la posibilidad de  cerrar las residencias durante las fiestas navideñas si la situación empeora, ha insistido en que sus usuarios "son personas que no están en una cárcel". "No podemos encerrarles, no podemos privarles de sus derechos solamente por el hecho de que viven en una residencia", ha sentenciado la consejera, incidiendo en que "tienen los mismos derechos que aquellas personas mayores que viven en su domicilio particular". Y ha aclarado que, en el caso de que un residente este contagiado, tendrá que permanecer en cuarentena "como cualquier otra persona", pero si no, "salvo que un juez diga que tiene que estar sin salir, ningún procedimiento administrativo puede cerrarlo".

La Residencia San Francisco de Reinosa en apenas pasó en una semana de tener un caso asintomático entre los residentes a 45 usuarios afectados, de un total de 190 que tiene. Una situación que desbordó a los trabajadores del centro.

130 PLAZAS LIBRES

Por otro lado, preguntada por las plazas concertadas del Gobierno de Cantabria disponibles actualmente en las residencias, ha indicado que hay en torno a 130 en toda la región, si bien hay una lista de espera de 169 personas por aquellos usuarios que solicitan un centro concreto. Según ha indicado, esa espera se produce sobre todo en Santander y la zona del Arco de la Bahía.
 

Comentarios