martes 18/5/21
UN AÑO DEL ESTADO DE ALARMA

Un año duro para las familias: "despidos, falta de ayudas y dificultades para conciliar"

Un familiar lleva de la mano a dos alumnos del colegio
Un familiar lleva de la mano a dos alumnos del colegio

Asociaciones de familia han afirmado que las familias españolas han tenido que resistir en un año "muy duro" por la pandemia de la Covid-19, con "pérdidas familiares, ERTEs, despidos, falta de ayudas, brecha digital y dificultades para conciliar".

Según un informe presentado en junio por la Federación Española de Familias Numerosas (FEFN), un 45% de las familias se habían visto afectadas por el empleo y más de la mitad (55%) tenían menos ingresos como consecuencia de la pandemia.

Aunque no disponen de los datos actualizados, el presidente de la FEFN, José Manuel Trigo, teme que la situación "haya ido a peor". "Nos tememos lo peor. Hay muchas empresas que con el ERTE intentaron parar un poco todo, pero ahora no están en situación de volver a emprender el negocio; y en muchas familias al menos un miembro se va a quedar en paro", ha advertido en declaraciones a Europa Press.

Otro dato que se desprendía del estudio es que "solo un tercio" de las familias numerosas españolas que han necesitado ayudas han podido acceder a ellas. "Había opción de reducirse horas de trabajo pero a costa de rebajar los sueldos, no hubo una solución buena", ha valorado Trigo.

También, con respecto a los ERTEs, ha denunciado que las familias numerosas han sufrido una "discriminación tremenda" porque solo se tiene en cuenta un incremento en caso de tener un hijo o dos o más, pero la cantidad no se eleva a partir de tres.

A esto se sumaron, según señala, las dificultades para conciliar el trabajo con el cuidado de los hijos, sobre todo durante el confinamiento y el cierre de los colegios. "Esto afectó tremendamente a las familias porque en las casas si acaso había un ordenador y de repente los niños tenían que asistir a clases telemáticas, y el teletrabajo se complicaba", ha comentado.

EN ALERTA EMOCIONAL

Por su parte, The Family Watch observa que durante este primer año de pandemia las familias han vivido en "alerta emocional" no solo "a nivel personal y familiar" sino también "laboral", algo que ha provocado "tristeza, preocupación, irritabilidad y angustia".

Si bien, al mismo tiempo destaca que las familias se han convertido en una "red de solidaridad" y en una "tabla de salvamento" en la que padres e hijos "han pasado más tiempo juntos" y en la que "se ha podido frenar el ritmo frenético".

Igualmente, The Family Watch subraya que durante este año, las familias han visto incrementadas las responsabilidades familiares, en especial, las madres, muchas de las cuales han sufrido "el Síndrome de la mujer agotada". "Han visto multiplicadas todas sus obligaciones, una situación de la que hasta ahora no había ningún precedente y donde se ha puesto claramente de manifiesto que ese reparto de tareas sigue haciéndose de manera desigual, especialmente en lo que respecta a la corresponsabilidad", apunta.

Además, la asociación advierte de la "nueva pobreza familiar" que ha surgido a raíz de la pandemia y que pide "atender de manera urgente desde las Administraciones". "Hoy las familias en España necesitan que las políticas sociales y los planes de familia atiendan estas nuevas realidades para que puedan ayudarlas de manera real y eficaz", subraya.

Por otro lado, el director general del Foro de la Familia, Javier Rodríguez, remarca que "la familia es, al mismo tiempo, la institución que mejor resiste y la más afectada por la crisis sanitaria y económica de la pandemia" y asegura que "hay un antes y un después del coronavirus".

En primer lugar, destaca cómo ha afectado a las familias el "desgarro" de la pérdida: hijos, padres, madres, abuelos, hermanos. "En lo más importante que ha afectado el coronavirus a las familias españolas ha sido en la pérdida de uno de sus miembros, de un ser querido", ha asegurado.

A esto se suma, según precisa, la crisis económica pues "en casi un millón de familias, el poder adquisitivo ha caído de manera notable". "Esto ha colocado en riesgo de pobreza a cientos de miles de familias en España, porque no olvidemos que la pobreza infantil no es infantil, sino pobreza familiar", subraya.

Además, critica ausencia de "ayudas dirigidas a reforzar la institución familiar" y añade que la pandemia ha supuesto "un nuevo empujón hacia abajo" en términos de natalidad. "La familia es la institución mejor valorada por los españoles y, como una vez más queda en evidencia, la que sostiene de manera más eficaz el tejido social. No es de recibo que padezca y soporte todo lo que lamentablemente estamos viviendo", ha zanjado.

Comentarios