domingo 17/10/21
CORONAVIRUS

Entrambasaguas, Corrales, Cartes, Castro Urdiales, Marina de Cudeyo y Ribamontán al Monte no podrán abrir el interior de la hostelería

Camino Real de Cartes | Foto: Google Maps
Camino Real de Cartes | Foto: Google Maps

Un total de 96 municipios de Cantabria tienen una transmisión baja o media de casos de coronavirus lo que les permitirá abrir el interior de la hostelería mientras que no podrán hacerlo Entrambasaguas y Los Corrales, que han elevado su riesgo a 'muy alto' (nivel 4), ni tampoco Castro Urdiales, Ribamontán al Monte, Cartes y Marina de Cudeyo, donde es alto (nivel 3).

Así lo indica la actualización del 'Semáforo Covid' dado a conocer este martes por la Consejería de Sanidad, en el que cada nivel de alerta tiene aparejadas una serie de restricciones que afectan a distintas actividades, como la hostelería, que, solo puede abrir sus interiores en aquellos municipios en nivel 1 o 2 de alerta.

Fuentes de la Consejería de Sanidad han explicado que está previsto que la resolución con las medidas se publique mañana, miércoles 19, en el Boletín Oficial de Cantabria y entren en vigor el viernes a las 00:00 horas. En dicha resolución se establecerá si se mantiene o se varía el horario de apertura de los establecimientos abiertos al público, fijado, salvo excepciones, en las 22.30 horas.

ACTUALIZACIÓN DEL SEMÁFORO COVID

La actualización del Semáforo Covid conocida este martes sitúa en nivel de alerta 4 a Los Corrales de Buelna y Entrambasaguas, con una transmisión "descontrolada" de casos y riesgo muy alto. Así, Los Corrales escala de nivel 3 a 4, tiene una incidencia acumulada a 14 días de 297 casos por cada 100.000 habitantes y de 158 a 7 días, con una tendencia creciente.

Por su parte, Entrambasaguas pasa de nivel medio a muy alto en los últimos 7 días. La incidencia a 14 días en este municipio es de 152 casos por 100.000 habitantes y de 95 a 7 con una tendencia creciente.

Además, hay cuatro municipios en rojo por riesgo alto (nivel de alerta 3) y una transmisión elevada de casos de Covid-19. Se trata de Cartes y Ribamontán al Monte, que han empeorado sus datos respecto a la semana anterior, y Castro Urdiales y Marina de Cudeyo, que se mantienen en el mismo nivel de riesgo.

Cantabria en su conjunto se sitúa en estos momentos en nivel medio (2) de riesgo, al igual que otros seis municipios de la región: Santoña, Santa María de Cayón, Colindres, Ribamontán al Mar, Voto y Liérganes. Entre ellos destaca la sustancial mejoría que han experimentado Santa María de Cayón, Liérganes y Colindres, que han pasado en una semana de estar en el nivel 4 al 2.

90 MUNICIPIOS CON TRANSMISIÓN BAJA

En los 90 municipios restantes se observa una transmisión baja de casos Covid-19 y están todos en nivel de alerta 1, es decir, bajo. Con ello, podrán abrir el interior de sus bares y restaurantes con un aforo del 50% y de 6 personas por mesa, mientras que en terraza se permitirá hasta 10.

Además, el comercio minorista tendrá en estos 90 municipios un aforo del 75%; el mismo que se permitirá en cines, teatros y espectáculos culturales. En los monumentos y equipamientos culturales no habrá restricciones de aforo aunque los grupos deben estar formados por un máximo de 25 personas.

En los velatorios, funerales y otras ceremonias en interior se permitirá un aforo al 50% y máximo 50 personas.

En actividades deportivas se permite un aforo del 75% con un máximo de 16 personas si es en interior y de 300 en exterior. El publico en eventos de este tipo contará con un aforo al 75%, con un máximo de 300 personas en interior y de 1.000 en el exterior. También para la práctica de actividades físicas el aforo también estará limitado al 75%, con un máximo de 15 personas por sala.

El 'semáforo Covid' fue puesto en marcha la semana pasada por el Gobierno de Cantabria como una nueva fórmula de actuar una vez decayó el estado de alarma. Al decaer el estado de alarma, Cantabria ha variado el sistema para fijar las restricciones sanitarias, de modo que ya no se establecen para el conjunto de la comunidad autónoma, sino que se aplicarán por municipios con el fin de focalizar la lucha contra la pandemia en los lugares que tienen una incidencia mayor.

Se trata de un nuevo sistema de vigilancia epidemiológica por municipios y medidas sanitarias en función del nivel de alerta fijado. En principio semanalmente se revisará la clasificación por municipios.

Comentarios