lunes 25/10/21
CORONAVIRUS

Cuarentena preventiva para la residencia de ancianos de Santoña por quince casos positivos de Covid-19

Diez de los residentes se encuentran aislados en el centro y el resto se trasladaron al Hospital Comarcal de Laredo

La directora recomienda a los familiares y amigos no realizar visitas en estos momentos

La Dirección General de Salud Pública ha realizado 252 pruebas PCR entre residentes y trabajadores

Residencia Santa Ana de Santoña | Foto: edc
Residencia Santa Ana de Santoña | Foto: edc

La residencia de ancianos Santa Ana, en Santoña, sigue sufriendo el Covid-19 y se encuentra en cuarentena preventiva en esta ocasión tras detectar la Dirección General de Salud Pública el mayor número de casos desde que comenzó la pandemia, quince positivos de este virus entre los residentes.

El viernes recibieron la información de que tenían quince casos asintomáticos

Salud Pública realizó 252 pruebas PCR el jueves por la mañana, aunque no había nadie con síntomas, a los 152 residentes y 100 trabajadores, ante la petición efectuada por la dirección del centro. Ese día había cero casos y el viernes recibieron la información de que tenían quince casos asintomáticos.

Así, lo ha asegurado su directora, Araceli Castillo Trueba, quien señaló que todos los casos hacen referencia a residentes. Ante esta situación, la dirección ha activado el protocolo de actuación en coordinación con la Dirección General de Salud Pública y Servicios Sociales del Gobierno de Cantabria para adoptar todas las medidas necesarias con el fin de controlar los casos y evitar la propagación en el centro.

Por este motivo, diez de los positivos se encuentran aislados en la zona habilitada en el centro y perdurarán en este espacio hasta que no obtengan un PCR negativo, mientras que el resto se han trasladado al Hospital Comarcal de Laredo.

"Gracias a la protección de los trabajadores han evitado ser contagiados por los residentes positivos”

Nos ha sorprendido mucho el resultado. Era más lógico pensar que el asintomático fuese el trabajador que entra y sale. Pero, ha sido al revés y gracias a la protección que lleva el trabajador y lo riguroso que ha sido su trabajo han evitado ser contagiados por los residentes positivos”, declaró la directora.

En los próximos días, la directora avanzó que se realizarán nuevas pruebas PCR para todos aquellos trabajadores y residentes que hayan estado un contacto más estrecho con los positivos. Es por ello, y hasta que no se obtengan nuevos resultados, que todo el centro permanecerá en cuarentena por prevención, motivo por el que no es conveniente realizar visitas.

La residencia de ancianos Santa Ana, ubicada en Berria, cuenta en la actualidad con 152 residentes y una plantilla de 120 trabajadores, aunque algunos no se han hecho la prueba por estar de vacaciones o de baja por otras causas.

Al inicio de la pandemia, entre los meses de marzo y abril, la residencia Santa Ana tuvo seis casos en residentes y ocho en trabajadores, mientras que en agosto descendió a un residente y tres trabajadores, según indicaron desde la dirección.

Debido a la pandemia, la dirección de este centro ya anunció en agosto su intención de seguir realizando pruebas periódicas tanto a los residentes como a los trabajadores, ya que en su opinión es la única forma de detectar los casos asintomáticos a tiempo.

Al mismo tiempo, ha implantado medidas de seguridad, de tal forma que se han permitido visitas de familiares o allegados a aquellos residentes que no presenten sintomatología compatible con el Covid-19 ni hayan estado en contacto con un caso positivo.

De igual forma, los familiares interesados, desde el mes de marzo, tienen la posibilidad de contactar con sus familiares por videollamadas, para lo cual solo tienen que solicitar esta opción en la recepción.

Igualmente, se decidió que no accediesen al centro aquellos familiares que presenten sintomatologías con el virus, tales como fiebre, dolor de cabeza, tos seca, dificultad para respirar o dolor en el costado al toser o respirar, ni aquellos que han estado en los últimos quince días en contacto con un positivo.

Las visitas se han organizado por medio de la cita previa, tres a la semana, en la zona habilitada para este fin

Las visitas se han organizado por medio de la cita previa, tres a la semana, en la zona habilitada para este fin y con una duración de sesenta minutos. Los interesados han tenido que llamar al centro y se estipularon cuatro turnos de visita al día, a las 10:00, 11:30, 16:00 y 17:30 horas.

Otra de las medidas adoptadas es la obligatoriedad de utilizar mascarilla en las visitas que deberán estar colocadas en todo momento cubriendo la nariz y la boca. En el caso de que el personal del centro detecte que durante el encuentro con los familiares no se cumplen las medidas de higiene y seguridad, se dará por concluida la visita.

Aun así, una vez que los visitantes llegan a la recepción de la residencia deberán retirar su mascarilla, realizar higiene de manos con gel que proporcionará el centro, colocación de mascarilla quirúrgica sin estrenar que cada visitante traerá de casa y aquellos que no dispongan de ella el centro les proporcionará una al precio de 0,50 céntimos de euros.

El siguiente paso es la toma de temperatura por el personal del centro a cada visitante y en el caso de que sea superior a 37,5 no se permitirá el acceso. 

A ello se suma la desinfección del calzado con un producto específico que facilitará la residencia, firma del consentimiento, meter los complementos y abrigos en una bolsa que llevarán consigo en todo momento y que proporcionará el centro y un nuevo lavado de manos.

Entre las medidas que la dirección ha determinado, se incluyen mantener la distancia de seguridad, entre 1,5 y 2 metros no solo con su familiar sino con el resto de residentes del centro y evitar el contacto físico en todo momento.

Por último, entre las indicaciones de la dirección, se encuentran que no está permitido introducir alimentos sin envasar u objetos del exterior que no se puedan desinfectar.

Comentarios