viernes. 09.12.2022

Cantabria detectó este sábado solo cinco nuevos casos de coronavirus entre personas mayores, nueve menos que la víspera, aunque hay que tener en cuenta que los fines de semana se practican menos pruebas.

En cualquier caso, con el último recuento del Servicio Cántabro de Salud, continúan a la baja los indicadores de la incidencia, mientras se mantienen estables los relacionados con la presión sanitaria, pues 17 pacientes continúan ingresados y tres siguen en cuidados intensivos.

En concreto, la incidencia a catorce días ha caído a 173 positivos por cien mil habitantes y a 69 a siete días, en ambos casos cinco puntos menos que en el balance anterior. En la última semana se han registrado 120 nuevos positivos entre mayores de sesenta años -el único grupo de edad del que Sanidad ofrece datos de transmisión comunitaria del Covid- y 303 si se tiene en cuenta también la semana anterior.

En la presión hospitalaria no hay variaciones, pues al término del sábado había 17 ingresados, los mismos que al cierre del viernes, y tres de ellos seguían en estado crítico. De este modo, la ocupación de camas por pacientes con coronavirus se mantiene en el 1,1% en planta y en el 2,2% en la UCI. De los hospitalizados, doce están en Valdecilla, incluidos los tres de la UCI; tres en Laredo; uno en Liencres y otro en el Tres Mares de Reinosa.

Así, según el SCS, todos los parámetros de la pandemia siguen en nivel de riesgo controlado. Y la del sábado es la novena jornada consecutiva sin fallecidos Covid en Cantabria, con lo que el número de decesos desde el inicio de la pandemia se mantiene en 985.

Comentarios