domingo 28/11/21

Cantabria ha sumado tres nuevos fallecidos por coronavirus en las últimas horas, una mujer de 85 años y dos varones de 89 y 92 años, con lo que el total asciende a 260 desde que comenzó la pandemia.

Además, han aumentado los casos activos, hasta un total de 2.499, de los que 152 están hospitalizados, tres más que ayer, 21 de ellos en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), frente a los 17 de ayer, con lo que ya se supera el 20% de camas UCI ocupadas por pacientes Covid, lo que "puede poner en riesgo el sistema sanitario de Cantabria". Así lo ha advertido hoy el vicepresidente de Cantabria, Pablo Zuloaga, en la rueda de prensa de acuerdos del Consejo de Gobierno, en la que ha informado que ayer se han detectado en la región 154 casos nuevos y en lo que va de jornada de este jueves 138, con lo que los positivos ascienden a 11.923, de los que 9.164 han superado ya la enfermedad. En estos momentos hay 2.347 personas en cuarentena domiciliaria.

La incidencia acumulada es 417 casos por cada 100.000 habitantes, lo que sitúa a Cantabria en nivel 3 de alerta. En total, se han realizado 245.107 test, lo que supone 42.166 por cada 100.000 habitantes, por encima de la media. Dentro del personal sanitario hay 57 casos activos.

En las residencias de dependientes, con 5.600 usuarios, hay actualmente 87 casos activos, once menos que ayer. Hay once centros con algún caso positivo, y los brotes más importantes siguen estando en Villacarriedo, donde no obstante se ha pasado de 45 casos a 25 ayer, y en la residencia Hijos del Mar, en Igollo, con 30 casos activos. También se ha producido un incremento de casos entre los profesionales de estos centros, "considerable" en los últimos días, y alcanza los 50 a día de hoy.

DECRETO SANITARIO MAÑANA EN VIGOR

Por otra parte, Zuloaga ha anunciado que la resolución con las nuevas medidas sanitarias decretadas para Cantabria que se avanzaron ayer, se publicará a lo largo del día de hoy y entrará en vigor a las 0:00 horas del sábado (mañana por la noche).

Estas medidas de reducción de aforos y movilidad, por las que se aplica en la región el nivel 3 de alerta del protocolo para el control de la transmisión de COVID-19, contemplan el cierre al público del interior de los bares y restaurantes -se podrá permanecer en las terrazas-, o limitar reuniones a un máximo de 6 personas en caso de no pertenecer al mismo grupo de convivencia. También se suprime la actividad en centros de ocio y ludotecas, así como las visitas en residencias de estudiantes.

Asimismo, se reduce el aforo en ceremonias nupciales, velatorios, lugares de culto, alojamientos, locales al aire libre, museos teatros, instalaciones culturales o comercios minoristas, en este último caso a un tercio. Las instalaciones deportivas se podrán utilizar en grupos de máximo seis personas, y en las piscinas y playas para uso deportivo se podrá realizar actividad en grupos de hasta 30 personas.

EL SISTEMA SANITARIO CERCA EL RIESGO

Zuloaga ha pedido a los cántabros asumir con responsabilidad las medidas "que nos autoimponemos para garantizar la seguridad y la salud de todos, pensando en nuestros hijos y abuelos". En este sentido, ha dicho que "está en nuestra mano" el uso de la mascarilla, mantener la distancia y la higiene, además de cumplir las normas sanitarias. "Estamos en nivel de alerta 3, es una situación tremendamente complicada", con una ocupación Covid de camas UCI que supera el 20%, un dato "complicado de gestionar" y que "puede poner en riesgo todo el sistema sanitario de Cantabria y por eso tenemos que hacer un esfuerzo extraordinario" para respaldar el trabajo sanitario "y por las 260 personas que el Covid se ha llevado ya en Cantabria", ha dicho.

Comentarios