lunes 20/9/21
CORONAVIRUS

Cantabria atraviesa el pico de la quinta ola, pero la hospitalización "tardará un poco" en bajar

Ambiente en una calle de bares de Santander antes de su cierre
Ambiente en una calle de bares de Santander antes de su cierre

Cantabria está superando el pico de la quinta ola de Covid-19 y la mayoría de indicadores, como los de contagios e incidencia, evolucionan favorablemente, aunque el de hospitalización "todavía va a tardar un poco en bajar".

Así lo ha dicho este sábado en declaraciones recogidas por Europa Press el director general de Salud Pública, Reinhard Wallmann, que ha advertido que, aunque actualmente "se dibuja una especie de pico del que estamos bajando", "nunca estamos en el lado seguro".

En este sentido, ha recordado que durante la segunda ola, cuando también se pensaba que ya se había superado el pico, "a las pocas semanas volvió a subir y superó la onda previa". Por ello, ha remarcado que "nunca podemos descartar que vuelva a subir".

La incidencia acumulada en la población mayor de 65 "ha empezado a bajar un poco"

Lo más positivo para Wallmann es que la incidencia acumulada en la población mayor de 65 "ha empezado a bajar un poco", que es lo que "más preocupaba" a Salud Pública porque la pandemia "seguía impactando en el grupo de edad mas vulnerable" y no bajaba. Pero en la gráfica de contagios "ya se ve que estamos en una situación un poco de meseta".

Y desde el Servicio Cántabro de Salud (SCS) esperan que esta mejoría también se vea reflejada en la Atención Primaria, dado el volumen de trabajo que está soportando este verano al aumentar la población por los visitantes que llegan a Cantabria, lo que se une al periodo de descanso del personal.

"Agosto está siendo mes muy vacacional tanto para nuestro personal como para las personas que vienen de fuera", ha explicado también en declaraciones a RNE la gerente del SCS, Celia Gómez, que espera que si la tendencia de descenso de la pandemia se mantiene "ayude a desahogar un poco" la Atención Primaria y a "bajar un poco ese volumen de trabajo" en el seguimiento de pacientes Covid.

A pesar de esa cantidad de trabajo, la Gerencia no se plantea suspender el descanso de ningún profesional, porque "si no, estaríamos trasladando problema a momentos posteriores" en los que tengan que coger sus vacaciones, y porque además "el descanso es necesario".

"Han sido muchos meses, es muy agotador, es una oleada que viene sobre un cansancio acumulado", ha subrayado Gómez.

Comentarios