viernes. 09.12.2022

El sector de Sanidad de la Federación UGT-Servicios ha expresado hoy su rechazado al proyecto de Presupuestos Generales de Cantabria (PGC) para 2023 en materia de sanidad al considerarlo "mermado" y porque, en su opinión, "reafirmaría el progresivo deterioro laboral y asistencial" del Servicio Cántabro de Salud (SCS) "gracias a la complicidad activa o pasiva de responsables políticos con una evidente incapacidad e irresponsabilidad", al tiempo que ha anunciado su disposición a promover movilizaciones ante el "deterioro de la sanidad pública".

"Se plantean unos presupuestos con un 4% menos de cuantía y un incremento ridículo de 300.000 euros para las retribuciones de más de 9.000 trabajadores"

Así lo ha afirmado en un comunicado Gustavo Fuentes, secretario de Sanidad de UGT-Servicios Públicos en Cantabria, sindicato que hoy ha abandonado la mesa sectorial de negociación en señal de protesta, tras subrayar que "venimos de una legislatura casi perdida porque ni siquiera se ha cumplido con los compromisos laborales acordados en 2019 y ahora se plantean unos presupuestos con un 4% menos de cuantía y un incremento ridículo de 300.000 euros para las retribuciones de más de 9.000 trabajadores".

Según Fuentes, esta dotación presupuestaria "ni permite mejorar las condiciones laborales ni permite una vez más una más que necesaria ampliación de las plantillas para garantizar una asistencia sanitaria de calidad". "Incluso hemos asistido atónitos al espectáculo de ver cómo dirigentes de la propia Consejería de Sanidad nos manifestaban su rechazo a los presupuestos que se la han asignado".

En opinión del sindicalista, cualquier política que pretenda garantizar y mejorar la sanidad pública de Cantabria "pasa por respetar y atender las reivindicaciones de sus profesionales", los trabajadores del SCS, pero "por desgracia, el Gobierno de Cantabria hace todo lo contrario". Fuentes ha confirmado la intención del sindicato de "hacer todo lo posible para que se rectifiquen y mejoren unos presupuestos tan insuficientes como injustos" porque, en su opinión, "olvidan" las necesidades laborales de unos trabajadores "que han mostrado una profesionalidad incuestionable y que han dado lo mejor de sí para hacer frente a la pandemia y a todos los retos diarios de una asistencia sanitaria necesitada de más personal y de más recursos".

El secretario de Sanidad de UGT ha considerado que "no podemos permanecer impasibles a este deterioro de la sanidad pública en Cantabria", por lo que ha anunciado que en el sindicato están dispuestos "a promover las movilizaciones que sean necesarias".

Comentarios