sábado 17/4/21
EDUARDO MIÑAMBRES

“En el 2020 hemos hecho más trasplantes que en el año anterior porque teníamos órganos de otros hospitales que no mantuvieron su actividad”

El doctor Eduardo Miñambres, Coordinador de Trasplantes en Valdecilla y en Cantabria, analiza la actualidad de la Unidad tras un año de pandemia con motivo del Día Nacional del Trasplante
Eduardo Miñambres
Eduardo Miñambres

Hacer trasplantes de órganos requiere un enorme equipo profesional, que engloba a casi todo el de un hospital, y una especialización que tienen muy pocos centros sanitarios en España, Valdecilla está entre ellos. Pero cuando el doctor Eduardo Miñambres habla de trasplantes y trasplantados todo parece muy sencillo. El médico intensivista y coordinador hospitalario de trasplantes de Valdecilla, y de Cantabria, transmite una gran seguridad en estas operaciones que salvan tantas vidas y describe estos complejos procesos quirúrgicos con una claridad parecida a la del color de sus ojos azules. Este joven médico bilbaíno habla de su actividad en Valdecilla para el Colegio de Médicos de Cantabria con motivo el Día Nacional del Trasplante.              
 
- Valdecilla ha salido a la palestra por haber sido uno de los únicos hospitales de Europa que no ha reducido su actividad de trasplantes por la pandemia ¿cómo lo ha logrado?
 
Nos produce mucha satisfacción. Realmente nosotros sí nos hacemos cargo en marzo de que la situación era la que era, compleja, los trasplantes salen siempre de las UCIS porque para poder ser donante tienes que estar en la UCI y los trasplantados van a la UCI y estábamos en una época con UCIS colapsadas, que era el primer problema. El segundo, teníamos miedo a que el hospital no fuera un sitio seguro, el trasplantado se queda los primeros días con las defensas por los suelos y la Comunidad Internacional se planteó trasplantar solo a los enfermos críticos. Pero a nosotros nos pareció que el enfoque no era el correcto porque no queríamos perder órganos y creímos que Valdecilla tenía la suficiente seguridad, así que decidimos seguir con la actividad habitual de trasplantes con las medidas extras que nos pedía el Ministerio, por supuesto. El primer trasplante lo hicimos a los tres días del Estado de Alarma, el 17 de marzo, y vimos que era posible seguir y que, además, la gente grave no se nos infectaba por Covid, así que continuamos hasta hoy. 

- ¿Qué cifras de trasplantes habéis registrado en el 2020?

Hemos hecho más trasplantes que en el 2019 porque recibimos muchos órganos que otros hospitales no podían usar porque no tenían la misma actividad. 

Hemos pasado de 127 trasplantes de órganos en 2019, a 143 en el 2020, y solo una paciente se infectó de covid y estuvo asintomática, dio positivo en los chequeos normales.   

Más de la mitad de los trasplantes que hacemos son a ciudadanos no cántabros. Somos referencia para toda España

- ¿Qué se trasplanta en Valdecilla?

En Valdecilla trasplantamos corazón, pulmón, hígado, páncreas y riñones, además de progenitores hematopoyéticos y corneas. El hospital es experto en todos, más de la mitad de los trasplantes que hacemos son a ciudadanos no cántabros, en concreto, el año pasado el 57%. Somos referencia para toda España y realizamos en torno a 140 trasplantes de órganos y a 110 de tejidos, unos 250 trasplantes al año. 

- Y ¿qué hay que decir con respecto a las listas de espera?

En Cantabria tenemos un tiempo medio de entre 4 y 5 meses para corazón, pulmones e hígado. Y en el caso del riñón, estamos trasplantando con un margen por debajo de los tres meses a la mayoría de los pacientes, y esto es ciencia ficción en otros países como EEUU o Europa, allí los tiempos no se pueden comparar con los nuestros, en EEUU un trasplante de órgano se hace tras más de un año de espera. El ciudadano de Cantabria, o de otras CCAA, que está en nuestras listas de espera es el ciudadano del mundo que está menos tiempo en espera. Y somos la CCAA con mayor tasa de donaciones en los últimos 5 años. 

- La evolución en la cirugía de trasplante ha sido enorme pero seguro que aún hay obstáculos difíciles de salvar.

Sí. Sobre todo hay dos fallos. El primero está en la mejora de los efectos secundarios a muy largo plazo, hoy en día conseguimos supervivencias muy largas, de más de 20 años, y vemos que cuando pasan muchos años las medicaciones inmunodepresoras producen muchos efectos secundarios. Lo que sucede es que antes los trasplantados no vivían tantos años y ahora sí, y aunque estos efectos son tratables es cierto que producen efectos que dificultan la vida del paciente. Esto hay que solucionarlo y ya existe una línea de investigación muy potente que tenemos en marcha y dará sus frutos. 

El otro fallo es que aún no tenemos todos los órganos que necesitaríamos, aún hay gente que muere porque no tiene órganos. En torno al 7% fallece en lista de espera. Es un dato que nos preocupa aunque en otros países es mucho peor.

- ¿Y para cuándo podremos contar con órganos artificiales?

Es una línea de investigación prometedora pero a día de hoy aún es inviable.

-  Y si hablamos de los trasplantes más complejos…

Hay dos trasplantes muy complejos: el de corazón y el de pulmón. Pero incluso estos pacientes trasplantados pasan 3 ó 4 días en la UCI y en 20 días se van a casa. Los demás son más sencillos, los pacientes con trasplantes de riñón se van a casa a los 10 días si no hay complicaciones, aunque todos los trasplantados pasan por la UCI porque les dejamos casi sin defensas para evitar rechazos, y afortunadamente es una actividad que está muy bien entrenada, las complicaciones se controlan, hay que tener en cuenta que cada día y medio hacemos un trasplante en Valdecilla. 

No hay técnicas que estén validadas que no tengamos y ningún otro centro del país puede decir eso

-¿Qué supone Valdecilla para el mundo de los trasplantes?

Valdecilla es referencia, dispone de todas las formas de donación validadas científicamente, no hay técnicas que estén validadas que no tengamos y ningún otro centro del país puede decir eso. 

La operación más puntera que hemos hecho es lo último: el trasplante de corazón de paciente en asistolia por parada cardiorespiratoria, solo 14 centros del mundo lo han conseguido hacer y hemos hecho uno en agosto del año pasado con enorme éxito. 

En la unidad somos 4 personas pero trabajamos con muchos equipos, prácticamente todo el hospital se dedica en parte a los trasplantes, porque Valdecilla es un hospital de trasplantes. 

- Y con respecto a su carrera ¿cómo llegó a la Unidad de Trasplantes? 

La vida me llevó a los trasplantes porque me dedicaba a los cuidados intensivos y, de forma natural, cuando surgió la jubilación del Dr. Julio Cotorruelo, fui una de las personas que optaron a la plaza. Lo mejor es que ya a nadie le extraña que le hablen de donación de órganos, solo una familia el año pasado dijo no a una donación, cuando vine a Valdecilla en el 97 la gente se quedaba asombrada cuando preguntabas si donaban órganos, pero ahora se ha normalizado y tenemos una tasa de negativas muy reducida, la sociedad ha entendido que es por el bien de todos. Lo más duro son las donaciones infantiles, es mucho más doloroso pedir órganos cuando el fallecido es niño o un joven. Y lo más gratificante es ver a los pacientes cuando vienen a consultas muy cambiados, con un buen aspecto, casi no les reconocemos porque en la UCI están con tubos y desmejorados, solo reconoces a sus familiares, estos cambios para bien me impresionan.
 

Comentarios