lunes 27/9/21
CORONAVIRUS

El 11% de los cántabros está inmunizado y todos los mayores de 70 tendrán la primera dosis la próxima semana

Vacunación masiva contra el Covid en el Palacio de Exposiciones de Santander
Vacunación masiva

La Consejería de Sanidad de Cantabria ha inmunizado contra el coronavirus al 11,3% de la población, situándose 3,4 puntos por encima de la media nacional, y pretende que la próxima semana todos los mayores de 70 años hayan recibido al menos la primera dosis de la vacuna.

Así lo ha avanzado este viernes el consejero del área, Miguel Rodríguez (PSOE), que ha comparecido en el Parlamento a petición propia para informar a los grupos de la Cámara de la situación epidemiológica. "La vacunación avanza a buen ritmo aun con los contratiempos sobrevenidos", que han supuesto "varias reprogramaciones", ha dicho.

Así, ha destacado que "se va acelerando" el ritmo a medida que van llegando vacunas y que esta semana se espera concluir con más de 30.000 dosis puestas. "Se siguen cumpliendo los plazos" marcados por Sanidad y "cada vez está más cerca llegar al objetivo de inmunidad de rebaño", ha ensalzado el consejero, destacando que "más de un cuarto del camino ya está recorrido". Y es que, según ha detallado, hasta hoy se han inoculado 134.523 vacunas, que supone que, excluyendo a los menores de 16 años, que no son objetivo de vacunación, el porcentaje de personas que han recibido al menos una dosis es del 26,8%, situándose 5,4 puntos por encima de la media nacional.

Cantabria prevé recibir el lunes 25.740 dosis de Pfizer y 2.600 de Moderna

Además, Cantabria prevé recibir el lunes 25.740 dosis de Pfizer y 2.600 de Moderna para seguir inmunizando en base a criterios de edad. Concretamente, la próxima semana se pondrán segundas dosis con Pfizer y Moderna a mayores de 80 en todas las zonas básicas de salud y se dejará "prácticamente concluida" la vacunación con primeras a los mayores de 70.

La vacuna de Moderna se usará también para pacientes de alto riesgo, excepto los de edades entre 16 y 18 años, que se vacunarán con Pfizer. Con AstraZeneca se continuará vacunando a los nacidos entre 1956 y 1951 -de 60 y 65 años- para cuando se termine con este grupo comenzar con los de 66 a 69, algo que se producirá ya este domingo en la zonas de salud como la de Reinosa. Y Janssen se comenzará a inocular a las personas inmovilizadas en sus domicilios.

Sanidad ya "da por finalizada" la vacunación de personas de más de 80 años, con un 80,7% con pauta completa y un 98,3% con una dosis. Además, el 61% de la población de 70 a 79 años ha recibido un pinchazo, al igual que el 33,2% de los de 60 a 69, el 6,5% de 50 a 59, el 7% de 24 a 40 y el 4,5% de 18 a 24, habiéndose vacunado los más jóvenes por su profesión.

 

"BAJÍSIMA LETALIDAD"

Por otro lado, ha destacado el dato de letalidad "bajísima" en Cantabria, ya que de las comunidades españolas clasificadas como más envejecidas, es la que refleja una menor letalidad del coronavirus, con un 1,9%.

A pesar de los "buenos datos" de vacunación y letalidad, el consejero no ha sido tan positivo en cuanto a las cifras de la pandemia, que ha señalado que sigue con un "empeoramiento paulatino", con una subida "lenta, pero continuada". Además, ha indicado que se ha alcanzado "una meseta" con respecto a la cepa británica, que en las últimas semanas viene acaparando entre el 90 y 95% de los contagios -en esta última ha sido el 93%-.

12% MÁS DE CASOS Y 17% MÁS DE CONTACTOS

Y tras hacer un repaso detallado de todos los datos y destacar que la incidencia acumulada -a los 14 días es de 232 casos por 100.000 habitantes y a los siete de 126- ya está en nivel de alerta 4, ha resumido que en Cantabria hay actualmente 95 brotes activos, que son 20 más que en la semana anterior, así como un 12% más de casos y un 17% más de contactos por contagio.

En este sentido ha destacado la media "altísima" de contactos, que son de 4,6 por cada caso. Estos datos son, según Rodríguez, fruto del "fuerte incremento de la movilidad" de Semana Santa.

HOSTELERÍA

Por ello buena parte de la intervención del consejero se ha centrado en defender las medidas tomadas por Sanidad frente al coronavirus, y especialmente la más polémica, el cierre del interior de los locales de hostelería.

"Sé perfectamente que algunas medidas son conflictivas, pero estamos buscando un bien mayor, que es preservar la salud de los ciudadanos de Cantabria", ha dicho, argumentando el "consenso científico" en torno al papel que tienen los espacios cerrados en la transmisión del virus y que este tipo de restricciones "han sido adoptadas en algún momento por todos los países europeos", además de que la comunidad aplica "estrictamente" las medidas acordadas en el Consejo Interterritorial de Salud Pública. Así, se ha referido a diferentes estudios que cuantifican que en estos establecimientos el riesgo de contagio es 20 veces superior que en el exterior, pero ha aclarado que "jamás ha culpado a la hostelería", ya que "la gente se infecta por su comportamiento" y porque en los bares se quita "la principal medida que tenemos", la mascarilla.

A pesar de ello, los partidos de la oposición han criticado que el Gobierno (PRC-PSOE) haya "intentado responsabilizar" al sector hostelero del incremento de contagios y le han pedido que "repiense" si es necesario mantener algunas restricciones, como han dicho PP y Vox, o que de no levantarlas al menos se indemnice a los profesionales a los que se impide trabajar, como ha reclamado Ciudadanos (Cs). En este punto, el titular de Sanidad se ha mostrado de acuerdo con que se podrían "repensar" algunas medidas. Al hilo, la oposición ha opinado que el sacrificio es "enorme" y el beneficio "escaso" porque en otras comunidades que no han cerrado el interior de la hostelería "no hay un desarrollo exacerbado de la enfermedad".

En Cantabria "somos los campeones de las medidas restrictivas", ha lamentado el diputado de Vox Cristóbal Palacio; en la misma línea que el 'popular' César Pascual, que también ha cuestionado la necesidad de mantener el toque de queda y el cierre perimetral porque "no hay evidencia de que funcione"; o el portavoz de Cs, Félix Álvarez, que ha puesto de ejemplo a países que han tenido la hostelería cerrada y han arrojado datos "superiores a los de España".

Los tres portavoces han coincidido también en que "la vacunación no va bien", es "un sindiós" y un "auténtico cachondeo", y han lamentado el "miedo" que se ha generado a los ciudadanos cambiando de criterio "en 24 horas" cuando no ha habido "ningún comportamiento igual con ningún fármaco aprobado por la EMA".

Por contra, los partidos que sustentan al Gobierno de Cantabria, PRC y PSOE, han destacado el "esfuerzo" de Sanidad con el que está logrando un porcentaje "muy bueno" en una "titánica" campaña de vacunación y han apoyado las "sin duda beneficiosas" restricciones adoptadas, gracias a las que Cantabria ha venido estando "a la cabeza de vacunación y a la cola de incidencia".

La regionalista Ana Obregón ha destacado la importancia del papel del consejero como "interlocutor de Cantabria" en el Consejo Interterritorial y le ha pedido que traslade a este órgano la necesidad de priorizar la vacunación del sector pesquero, aunque Rodríguez ha respondido que hay "muchos más" sectores que se lo piden de forma "lógica", como los cajeros, empleadas de hogar, taxistas y conductores de autobús, profesores universitarios, etcétera. Además, ha advertido que adelantar la inmunización a unos colectivos supone retrasársela a otros, que actualmente serían los mayores de 70.

Por último, la socialista Noelia Cobo ha apoyado a su compañero de partido lamentando que "hay formaciones políticas que se empecinan por el modelo brasileño de Bolsonaro antes que el modelo europeo, comúnmente aceptado por la comunidad científica internacional".

Comentarios