sábado 21/5/22

El primer curso de lengua de signos española organizado por el Ayuntamiento de Comillas ha finalizado con la entrega de los certificados a los dieciséis participantes. El curso, de 60 horas, se ha impartido durante tres meses con el objetivo de conseguir una sociedad más inclusiva.

Según ha explicado la alcaldesa, María Teresa Noceda, este curso, que ha generado un gran interés entre los vecinos del municipio, "es una muestra más de lo importante que es conseguir una sociedad más justa e inclusiva" y por ello ha querido dar la enhorabuena a los asistentes por su "dedicación y compromiso con esta lengua".

Asimismo, ha recordado que desde el Consistorio se está realizando un estudio diagnóstico, a partir del cual se creará un plan de acción para la implantación de los Objetivos de Desarrollos Sostenibles, entre los que se incluye reducción de la desigualdad.

Noceda ha destacado que este objetivo de la Agenda 2030, en el que también trabaja el Ayuntamiento, pone de manifiesto que en el caso de las personas con discapacidad, "conviven con un agravio comparativo económico muy relevante al tener que adquirir medios técnicos y de apoyo para el desarrollo de su autonomía personal y vida independiente" y por ello es "fundamental promover estos proyectos desde las administraciones públicas".

Por su parte el concejal de Innovación y Movilidad, promotor de este curso, Julián Rozas, ha agradecido la gran acogida del curso, que ha dado lugar a que se imparta el segundo nivel de esta lengua, y ha añadido que se encuentran trabajando para continuar fomentando y apoyando más cursos con este fin.

Con la puesta en marcha de estos espacios, se busca "dar los primeros pasos para llegar a crear un ecosistema de inclusión de servicios y para todas las personas sin importar sus capacidades ni sus circunstancias" y, además, ha señalado que, si bien se están desarrollando proyectos en obra civil, en este caso se trataba de "algo tan bonito como invertir en formación en empatía y en inclusión".

En cuanto al curso, el profesor y especialista, Alberto Torres, ha afirmado que la puesta en marcha de estas iniciativas "dan la oportunidad a todo el mundo de llegar a aprender esta lengua y conseguir entre todos que la sociedad sea más inclusiva".

El curso se ha dictado en lengua de signos "para lograr una inmersión completa" y, también, de esta manera "pueden comprender un poquito las dificultades que atraviesan las personas sordas", ha asegurado Torres.

En otro orden, el Ayuntamiento de Comillas ha mantenido una reunión con COCEMFE Cantabria enmarcada dentro del programa de interés social 'Accesibles' en el que se han tratado temas como los diferentes dispositivos elevadores y sus prestaciones dentro de la movilidad urbana, la apertura de posibles trazados peatonales alternativos, la accesibilidad en los núcleos rurales o las plazas de estacionamiento de vehículos para personas con movilidad reducida unido a la tarjeta de estacionamiento reservado y su necesario control, entre otros.

El objetivo de los encuentros 'Accesibles' es informar, sensibilizar y concienciar a la sociedad sobre la importancia de la accesibilidad de los entornos que posibilita a las personas vivir con autonomía y que beneficia siempre al conjunto de la ciudadanía.

Comentarios