sábado 21/5/22

La segunda edición de la feria agroalimentaria 'Gran Feria del Padre' de Requejada, organizada por el Ayuntamiento de Polanco en colaboración con el Ejecutivo autonómico, ha contado este domingo con casi medio centenar de productores agroalimentarios de la región, que han expuesto sus productos en los jardines de la casa de José María Pereda, en el centro de Polanco, y en el pabellón polideportivo anexo, después de dos años sin poder celebrarse como consecuencia de la pandemia del Covid.

Durante la feria se ha realizado un homenaje a la memoria del chef cántabro y natural de Polanco, Nacho Basurto. También se han concedido reconocimientos a los 'padres ejemplares', como a un vecino de Requejada, Óscar Castro, por su ejemplo de solidaridad como padre de acogida de niños de zonas de conflicto; y al presidente de la Fundación Cuin para la Ayuda y Protección de la Infancia y la Juventud, Pedro Tresgallo, organización sin ánimo de lucro que tiene en la región varios centros para jóvenes en riesgo de exclusión social, entre ellos uno en Requejada.

Cerca de un millar de personas se han acercado este domingo a Polanco para conocer esta feria y recorrer así cerca de medio centenar de puestos con diversos productos cántabros. Además de disfrutar de las actividades infantiles y musicales, así como del tradicional cocido montañés, en el que han participado un total de 350 personas.

El evento ha contado con la actuación de folclore regional con la Banda de Gaitas Gedio y un desfile de trajes típicos de la región; catas, degustaciones de productos y una showcooking infantil coordinado por el presidente de la Asociación de Cocineros de Cantabria, Floren Bueyes; una actuación musical a cargo de Hermanos Cossío; y una comida popular a base de cocido montañés.

Por la tarde se llevarán a cabo actividades de animación como un bingo y una fiesta-baile con el Dúo Taman, además de permanecer abierta la zona infantil con hinchables.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha asistido a la feria junto al consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco. Revilla ha destacado la importancia de celebrar ferias y mercados agroalimentarios para dar a conocer la calidad de los productos cántabros en aspectos como las características organolépticas, el origen geográfico, la elaboración tradicional y el respeto al medioambiente, entre otros.

"Para nuestros productores es básico que se celebren estos mercados porque de nada sirve que se dejen la piel por elaborar con tanto esmero y profesionalidad unos productos de una calidad excelente, si luego no tienen un lugar en el que poder promocionarlos y darlos a conocer", ha señalado.

En la misma línea, Blanco se ha referido a este tipo de eventos como ""un foro de negocio en el que, además de presentar productos de calidad, ofrecen nuevas oportunidades de comercialización".

Asimismo, ha expresado el compromiso del Gobierno cántabro para organizar este tipo de ferias y mercados que contribuyen a reforzar lo artesano, lo rural y lo natural, así como el asentamiento de la población en las zonas rurales.

Por su parte, la alcaldesa de Polanco, Rosa Díaz, ha mostrado su satisfacción por recuperar esta feria, que tiene el objetivo principal de apoyar a los productores cántabros.

Comentarios