martes 9/3/21
REOCÍN

Bridgestone destina 4.000 euros a dos iniciativas para ayudar a familias de su entorno afectadas por la pandemia

Campañas de Bridgestone en Reocín
Campañas de Bridgestone en Reocín

La planta de Bridgestone en Puente San Miguel (Reocín) ha destinado 4.000 euros a dos iniciativas sociales para ayudar a familias de su entorno afectadas por la pandemia del COVID-19. Concretamente, ha llevado a cabo una campaña de donación de material escolar organizada junto con la Mancomunidad Altamira-Los Valles y otra de cheques comercio para familias de Reocín que ha realizado en colaboración con el Ayuntamiento.

En la campaña escolar, la planta ha entregado tablets y diverso material escolar a la Mancomunidad para que los menores en situación de vulnerabilidad, puedan acceder a recursos educativos y seguir aprendiendo. Estos dispositivos y el material escolar están siendo repartidos a través de los Servicios Sociales de la Mancomunidad a estudiantes de distintos centros educativos de esta zona.

En un comunicado, la directora de Recursos Humanos de la factoría, Estafanía de Pablos, ha explicado que el objetivo es promover una "educación inclusiva y accesible" para que los estudiantes tengan igualdad de oportunidades a la hora de su aprendizaje. Además, se pretende contribuir a acercar la tecnología a la sociedad para que no se convierta "en una brecha educativa".

APOYO AL COMERCIO LOCAL

Y con la campaña de cheques llevada a cabo la empresa ha buscado apoyar al comercio, un sector que, según ha señalado, ha resultado "muy dañado" por la crisis sanitaria provocada por la pandemia del COVID-19. Además, la campaña ha ayudado a 18 familias afectadas por la pandemia que fueron identificadas, previamente, por los Servicios Sociales municipales.

De esa manera, se emitieron un total de 100 bonos de diez euros para que las familias canjeasen por productos de primera necesidad entre los 8 establecimientos adheridos. La directora de RR.HH de la fábrica de Bridgestone ha subrayado que, con este tipo de medidas, la empresa busca "apoyar a su comunidad más cercana en momentos complicados".

Estas acciones sociales han complementado la red de programas que la empresa ha puesto en todas sus fábricas de España situadas en Puente San Miguel (Cantabria), Basauri, Usánsolo y Burgos y se enmarcan también dentro del Plan de Responsabilidad Social Corporativa de la compañía, que este año, debido a la situación sanitaria, se centra en el respaldo a los colectivos más afectados y a la reactivación económica de sus entornos más cercanos.

Comentarios